El destierro de Robert Scoble (una tragedia griega en Internet)

Glosario para los no iniciados en este culebrón:

Facebook: Red social orientada a las universidades, que luego se abrió al público en general. Más o menos como Myspace o Livejournal.

Robert Scoble: Conocido blogger que escribe artículos sobre Internet y nuevas tecnologías. Actualmente trabaja en PodTech.net

Plaxo: Servicio web que le da una vuelta de tuerca a la clásica libreta de direcciones. El objetivo de Plaxo es aglutinar y actualizar datos de las redes sociales en las que estás inscrito, y los datos de tus contactos.

Robert Scoble nos contaba en su blog como Facebook bloqueó su cuenta de usuario (con sus 5.000 contactos) debido a maniobras no autorizadas con un script. La aplicación, cuyo nombre no reveló en un principio, estaba diseñada para extraer información de contactos con objetivo de migrarlos a otra red social o servicio. Debido al uso de dicho script, no solo desapareció su cuenta sino también su rastro en las cuentas de otros usuarios. No hay palabras dulces en la misiva que Facebook le dirigió a Scoble:

Our systems indicate that you’ve been highly active on Facebook lately and viewing pages at a quick enough rate that we suspect you may be running an automated script. This kind of Activity would be a violation of our Terms of Use and potentially of federal and state laws.

La noticia del cierre golpeó con fuerza en Techmeme y muchos bloggers comentaron el tema. Al final, se desveló la procedencia del script que tan furioso ha puesto a Facebook: Plaxo. Esta compañía ha parido una funcionalidad dentro de su servicio Pulse, diseñada para extraer la información de nuestros contactos en la famosa red social. ¿Cual es el problema? que el script se toma las cosas realmente en serio.

Facebook protege los correos electrónicos que figuran en cada contacto representándolos a través de una imagen. La ventaja es que las direcciones están protegidas del spam. El inconveniente es que no son exportables ni siquiera por el propio usuario de la cuenta. De ahí que Plaxo implementara en su script técnicas para el reconocimiento de caracteres. Según Michael Arrington, el bloqueo de cuenta por utilizar esta herramienta está más que justificado:

Plaxo started running automated scripts against Facebook without any warning or discussion with them beforehand, in violation of their terms of service and, I’ll add, common sense. Of course users were shut down. Facebook must regulate this kind of behavior, without it the service would crumble.

Y sobre la privacidad, añade:

Facebook also has a very good reason for protecting email addresses – user privacy. Robert Scoble may be perfectly fine with having my contact information be easily downloaded from Facebook, but I may not be. Ultimately it should be me that decides, not him.

Como acto final en esta “debacle”, Facebook escribió una carta al señor Scoble, comunicando la reapertura de su cuenta y justificando el bloqueo de forma muy similar a la de Arrington:

Facebook’s Terms of Use broadly prohibits the running of automated scripts on the site because they can be used to commit malicious attacks, send spam, and generally try to undermine the integrity of the site. When our systems detect these types of scripts, they immediately disable the account of the user responsible as a preventative measure.

Percibo un exceso de dramatismo en la blogosfera angloparlante con este tema. Efectivamente, Facebook debería facilitar un poco más el manejo de nuestra red de contactos o información personal. Camuflar las direcciones de correo para proteger del spam es una sabia decisión, pero ello no debería ser impedimento para migrar nuestra información a donde nos de la gana. De hecho, todas las redes sociales deberían permitirnos hacerlo.

Efectivamente, Plaxo cometió un gran error al lanzar estos scripts contra Facebook sin previo aviso, violando una de las medidas de seguridad de la red social, y además ya sabemos que Plaxo no es precisamente un angelito en estos temas. Pero ello tampoco le otorga el papel de “malo de la película”. En palabras de Nicholas Carr:

Sounds black and white. Scoble: good. Facebook: evil. But it’s not quite that simple. When Scoble broke into Facebook’s databank, he opened a Pandora’s Box, and I would argue that neither he nor Facebook is in the right.

Dos pequeñas reflexiones:

  1. Si las migraciones de datos se realizaran de una manera más “educada” esto no pasaría.
  2. Si todas las redes sociales facilitaran una exportación sencilla de los mismos, esto no pasaría.

¿Que opináis de este “pequeño” culebrón?

Technorati tags: , ,