“Llama y gana”, los concursos basura

Entiendo que haya que rellenar hueco en las horas muertas de la parrilla televisiva. Y respeto a la pobre gente del mundo de la televisión que se gana la vida de pie durante horas y horas hablando al infinito con pocas posibilidades de respuesta o interacción real.

Pero no entiendo por qué tiene que ser a costa de torturar al espectador. Si todavía no han adivinado de que estoy hablando, les sugiero que pongan cualquiera de las principales cadenas alrededor de las 4 de la madrugada. Exacto, los concursos de llama y gana.

Esto viene a cuento por una nota de la OCU (a la que llegé a través de Menéame) donde se advierte sobre este tipo de programas que utilizan prefijos 905. Pero mejor extractar un pequeño fragmento, que se explica por sí solo.

[…] Lo único que pretenden es provocar el mayor número de llamadas por medio de la propuesta de juegos y preguntas que, en su mayoría, constituyen un atentado a la inteligencia. En el mejor de los casos, quien llama entra en un sorteo para poder acceder al concurso, con lo que ese acceso depende no de que se conozca o no la respuesta a la cuestión planteada sino de la suerte y, en consecuencia, del número de llamadas que se haga. […] se utilizan los teléfonos que empiezan por 905 para evitar la regulación más estricta de los 806, a través de los que se deberían ofrecer este tipo de concursos. Hay que hacer notar que los teléfonos de todos los concursos televisivos pertenecen al nivel más caro de los posibles: los que como cuarta cifra tienen un 0 o un 4.

Que vuelvan los clásicos

Hubo un tiempo feliz en el que a las tantas de la madrugada te podías encontrar series clásicas, buenas, repetidas y de toda índole. Cierto, muchas parecían no tener fin. Pero eso era mejor a todas luces que alguien implorándote a gritos que marques un número de teléfono para que ellos hagan caja inmediatamente.

Y digo yo ¿No sería mejor volver a aquellas reemisiones? Lo que daría yo por caer una buena madrugada en cualquier temporada de Murder One, Doctor en Alaska, Trueno Azul o cualquier otra cosa similar. ¡Todo menos esto, por avor!

Un poco de dignidad

No se como va el tema del share, pero dudo mucho que este tipo de shows contribuyan a aumentar el prestigio de las cadenas. Lo peor de todo es que las emisiones parecen haberse reproducido como las bacterias, y ahora sólo podemos huir a los canales de pago para librarnos de su acoso.

Muchas cadenas tienen ya el descaro de espetarnos esta bazofia ambién de día. ¿Se está hundiendo la televisión? ¿De verdad no hay nada mejor archivado en los enormes depósitos audiovisuales de las cadenas?.

Espero ser capaz de transmitir toda la desesperación que me produce el nacimiento, crecimiento y epidemia de un producto televisivo tan lamentable. Por favor, señores directivos, cojan a esas pobres gentes que tienen presentando en las madrugadas y denles un programa digno. Los llama y gana son, sin duda, el HOYGAN de la televisión moderna.