Fans de la Gran Muralla

Muralla

Parece que a los sicarios cibernéticos afines al Gobierno chino les desagrada sobremanera la existencia de servicios como GreatFire.org, que monitorizan los sitios censurados o cuyo acceso está prohibido en todo el país. Esta web ha sufrido un ataque DDoS que busca tumbar el servicio, al menos de forma temporal.

This tactic is used to bring down web pages by flooding them with lots of requests – at the time of writing they number 2.6 billion requests per hour. Websites are not equipped to handle that kind of volume so they usually “break” and go offline.

This kind of attack is aggressive and is an exhibition of censorship by brute force. Attackers resort to tactics like this when they are left with no other options.

Sería divertido ver a los mandatarios occidentales denunciar estas prácticas contrarias a la libertad de información cuando ellos están desesperados por hacer lo mismo. Dislates como la fallida ley de los tres avisos en Francia, la intervención del FBI en páginas relacionadas con las redes de pares o la desastrosa normativa de nuestro país, auténtica joint-venture de analfabetismo tecnológico y sectarismo militante, nos demuestran que China no queda tan lejos.

Obviamente, la cosa tampoco mejora cuando muchos periodistas en nuestro país utilizan el atentado de turno (ya sea Túnez o París) para abogar por una renuncia a ciertos derechos que, por ciudadanía, nos corresponden. Es una vergüenza escuchar el dilema falaz entre seguridad y privacidad en boca de personas con bastante carrera a sus espaldas. Hay demasiados fans de la Gran Muralla que desconocen las consecuencias de semejante proselitismo en cuanto a la vigilancia cibernética.

De cómo Microsoft cayó del Windows

Entre las noticias de hoy sobre el nuevo sistema operativo de Microsoft, destaca una habilidosa jugada por parte de Redmond contra la piratería de software en China: actualizar todos los equipos a una versión legal de Windows 10, sin coste y a pesar de que la versión instalada sea pirata.

El movimiento no sorprende por su lógica, son muchos años los que llevamos diciendo que la mejor manera de luchar contra la piratería no es aumentar el número de cañones. Si no puedes con tu enemigo, únete a el. Si eres tan grande como Microsoft, ni siquiera te hace falta. Cómetelo.

No cabe duda de que Windows seguirá siendo pirateado después de esta ‘bomba nuclear’. Sin embargo, la compañía dirigida por Satya Nadella ha dado un paso que puede agregar cientos de miles de nuevos consumidores de su producto, que ahora tendrán un sistema operativo actualizado de forma segura.

Se preguntaba Enrique Dans hace un tiempo cuánto tarda en desarrollarse el sentido común. Parece que a Microsoft tan sólo le ha costado algunas décadas.

Esta entrada tiene una versión de audio en nuestro podcast:

China refuerza el candado, también el resto del mundo

China da otro paso más hacia la perversión aislacionista que impera en Corea del Norte. Una lista de periodistas críticos con el régimen es una muesca más en el revolver con el que dispara el dragón a la libertad de expresión.

“Conductas profesionales malsanas” es el término utilizado, equiparable a muchas otras dictaduras que buscan la suciedad en corazón ajeno para no ver la del propio.

Podría parecer vergonzoso a ojos de la comunidad internacional y países democráticos, pero no se crean que en Europa vamos mucho más avanzados en cuestión de libertades y redes. Baste mencionar las iniciativas de control que se ponen en marcha desde la Unión Europea, las contínuas reclamaciones de sociedades de gestión sobre una internet donde la privacidad no exista, o la censura que muchas empresas establecen a los medios de comunicación.

La libertad de expresión disminuye a nivel global. A pesar de que los medios para decir lo que se piensa aumentan día a día, disminuye la posibilidad de hacerlo.

Vía 233grados.com.

A China no le gustan los bloggers

China ha puesto punto final al buen rollito con los medios. Al menos, en lo que a blogs se refiere. Según informa BoingBoing se están produciendo detenciones de bloggers relacionados con protestas a favor de la independencia del Tibet.

Sitios como el anteriormente citado o ReadWriteWeb están siguiendo el caso de cerca, al tiempo que contactan con la embajada estadounidense, puesto que los detenidos son ciudadanos norteamericanos.

¿Y ahora qué? Tanta enegía positiva en la inauguración de los juegos ya se ha quedado en nada. Desde Internet, todos advertíamos la mala idea que suponía un acontecimiento deportivo internacional auspiciado por un regimen autoritario.

Damas y caballeros, se abren las mazmorras.

Más inormación: BoingBoing | Free Tibet

Bonus: ReadWriteWeb enlaza una magnífica presentación con datos sobre Internet en China.