¡Sorpresa! Dropbox nos endosa a Condoleezza Rice

CondoleezzaSupongo que los estrategas de márketing en Dropbox tendrían todo perfectamente calculado. Dos días después de presentar media tonelada de nuevas características, se anuncia la entrada de Condoleezza Rice, ex secretaria de estado de los EEUU, halcón de la era Bush que participó en la planificación de la invasión de Irak, que aprobaba los procedimientos de tortura y el espionaje sin orden judicial previa, en el Consejo de Administración de la compañía. En su blog figura lo siguiente:

Finally, we’re proud to welcome Dr. Condoleezza Rice to our Board of Directors. When looking to grow our board, we sought out a leader who could help us expand our global footprint. Dr. Rice has had an illustrious career as Provost of Stanford University, board member of companies like Hewlett Packard and Charles Schwab, and former United States Secretary of State. We’re honored to be adding someone as brilliant and accomplished as Dr. Rice to our team.

Muy beneficiosa les ha de resultar su “carrera ilustre” para que no les importe la tormenta de mierda que se les avecina. De hecho, ya ha empezado. En el sitio web http://www.drop-dropbox.com/ se anima a los usuarios del servicio a presionar al CEO de la compañía para revertir la decisión. Es dificil saber si ganarán el pulso. Todo depende del control de daños por parte del servicio web.

Me gusta Dropbox; es uno de los pocos servicios de sincronización de documentos que convierte en fácil lo que no es tanto. Cierto que existen otras opciones igual de válidas como Box, Spideroak o el propio Google Drive, pero hasta ahora no le llegaban a la punta del zapato en sencillez. Además, muchos amigos lo utilizan y me sirve para enviarles archivos rápidamente.

Como ya dije en una entrada anterior sobre Amazon, no hay mejor voto que el del bolsillo en Silicon Valley y lugares similares. Servicios de sincronización en la nube hay muchos, y estoy más que dispuesto a perder alguna funcionalidad a cambio de no tener que soportar que una de las personas que más daño ha causado a las libertades individuales y los derechos humanos en occidente trabaje en el lugar donde tengo mis documentos.

Piénsatelo dos veces, Dropbox.

Heartbleed: un fallo de seguridad que te interesa conocer

Logo de Heartbleed En los próximos días, escucharás o leerás muchas noticias sobre Heartbleed, un gigantesco fallo de seguridad que afecta a media red. Habrá que esperar unos días a que la cosa se asiente. De momento graba a fuego cuatro consejos:

  1. Jamás utilices la misma contraseña para más de un sitio. Si no usas un gestor de contraseñas como LastPass, deberías darle una oportunidad.
  2. No corras a cambiar todas las contraseñas de golpe, todavía no se conocen bien todas las ramificaciones del fallo. Es probable que servicios como Facebook, Google y Twitter se hayan salvado por esta vez, pero permanece atento a las novedades. Al parecer,  sitios como Yahoo o Flickr han caído con todo el equipo; si tu correo electrónico o fotos están allí, ve pensando en una nueva contraseña.
  3. Tira a la basura e ignora sin piedad cualquier correo en cadena que te reenvíen con instrucciones peregrinas sobre el tema, sobre todo si están escritos a cuatro colores, en Comic Sans o te lo reenvía tu primo Fermín, el que siempre formatea el disco duro una vez por semana. En su lugar…
  4. Confía en blogs y prensa especializada o los canales oficiales de los servicios web que utilices y se hayan visto afectados.

Enlaces de interés

ElDiario.es | Qué debemos saber sobre Heartbleed, un grave agujero en sitios web supuestamente seguros.

Alt1040 | Heartbleed amenaza Internet y no hay mucho que puedas hacer.

Security by Default | Desangrando el corazón de OpenSSL (CVE-2014-0160).

GitHub | Top sitios web según el ránking de Alexa, con información sobre si han sido o no afectados.

Amazon y el terror corporativo

Portada del BusinesWeekDesde hace algunos años soy propietario de un Kindle de segunda generación. Un propietario satisfecho, además. Como ya enuncié en las 10 cosas que descubrí al tener un eBook, es una tecnología en la que vale la pena invertir. Tanto el descubrimiento de libros interesantes como la lectura de ensayos más o menos extensos en formato digital se ha potenciado gracias a la tinta electrónica.

Por ello, me ha preocupado mucho el perfil que hace Brad Stone sobre Jeff Bezos y Amazon. Al margen de los lugares comunes que Bezos comparte con el difunto Steve Jobs, algunas de las prácticas empresariales de Amazon, así como las denuncias de algunos trabajadores sobre el trato que les dispensaron, me han dado que pensar sobre una peligrosa tendencia que está calando en algunas empresas: la utilización del miedo como impulso creativo y comercial. En el artículo, Stone hace un buen resumen:

Intensity is hardly rare among technology CEOs. Steve Jobs was as famous for his volatility with Apple subordinates as he was for the clarity of his insights about customers. He fired employees in the elevator and screamed at underperforming executives. Bill Gates used to throw epic tantrums at Microsoft; Steve Ballmer, his successor, had a propensity for throwing chairs. Andy Grove, the former CEO of Intel, was so harsh and intimidating that a subordinate once fainted during a performance review […] Some Amazon employees advance the theory that Bezos, like Jobs, Gates, and Oracle co-founder Larry Ellison, lacks empathy. As a result, he treats workers as expendable resources without taking into account their contributions. That in turn allows him to coldly allocate capital and manpower and make hyperrational business decisions, where another executive might let emotion and personal relationships figure into the equation. They also acknowledge that Bezos is primarily consumed with improving the company’s performance and customer service and that personnel issues are secondary. “This is not somebody who takes pleasure at tearing someone a new a-‍-hole,” says Kim Rachmeler, an executive who worked at Amazon for more than a decade. “He is not that kind of person. Jeff doesn’t tolerate stupidity, even accidental stupidity.”

Hay una importante diferencia entre tolerar la inoperancia y recurrir al abuso verbal. Si la falta de empatía puede otorgar a un directivo de empresa ventaja sobre el resto de la competencia, desde luego no supera el gran perjuicio que puede llegar a causar a sus trabajadores.

Buceando un poco más, podemos encontrar a Periodistas como Jean-Baptiste Malet, que se infiltró en un almacén de Amazon en Francia; o documentales como el retransmitido por la televisión pública alemana, sobre las condiciones infrahumanas sufridas por los inmigrantes eventuales que trabajan en otro centro de la compañía. Ambos son buenos ejemplos de lo que sucede cuando una cultura corporativa sacrifica la ética laboral en pos del beneficio.

También es preocupante descubrir cómo un sector de la narrativa empresarial contempla con benevolencia una conducta de la que huiríamos en cualquier otro tipo de interacción social. Doctrinas como ésta pueden causar especial daño en países como España, donde una parte de su tejido empresarial todavía considera la compasión, la conciliación y el aperturismo como una cosa de hippies.

No me tomen por ingenuo. Soy consciente de que muchos de los productos que utilizamos en la tecnología son manufacturados de forma, cuando menos, dudosa. Es posible que, como individuo, no signifique gran cosa a la hora de provocar un cambio en la manera de consumir. Pero como cliente en una sociedad de libre mercado, puedo decidir; de nada me sirven los precios más bajos si les acompaña la destrucción de derechos laborales y el uso de la humillación y el miedo para espolear la productividad.

En consecuencia, tal vez haya un giro en la compra de mi próximo dispositivo de lectura. Me pregunto si Jeff Bezos atenderá, también, este tipo de quejas.

Calibre 1.0: el mejor gestor y conversor de eBooks

calibre grid

Se hizo de rogar, pero poco a poco y tras pulir los fallos encontrados en cada versión desde la 0.1, Calibre presenta su edición 1.0, que incluye jugosas novedades para este gestor y conversor de libros electrónicos de código abierto, multiplataforma y completamente gratuito. Según anuncia el desarrollador en la web, los cambios más destacables son:

  • Vista de portada. Ahora puedes visualizar los títulos en tu biblioteca como un conjunto de portadas. Algo que, contra lo que pudiera parecer, es sumamente útil si tienes gran cantidad de obras y no sabes cual será la siguiente a devorar.
  • Mejoras en la base de datos. Reescrita desde cero, el código es, según el desarrollador, más robusto y de dos a tres veces más rápida que la anterior.
  • Bibliotecas virtuales. Permiten efectuar subdivisiones en nuestra biblioteca en conjuntos más pequeños. Piensa en ello como las búsquedas guardadas que utilizan otras aplicaciones como Evernote.
  • Conversión de documentos de Word. Ahora permite convertir a otros formatos archivos de tipo docx.
  • Nuevas fuentes para descarga de metadatos. Se han añadido nuevas herramientas para localizar la información de un libro, incluyendo la búsqueda de imágenes de Google y servicios como Edelweiss o Big Book Search. Además, los resultados pueden mostrar más de una portada, permitiéndote elegir la que más te guste.

También hay novedades para los amantes de la edición, entre las que se encuentran la mejora de inserción de tipos de letra y un nuevo sistema de conversión a PDF.

Si llevas algún tiempo con un lector de tinta electrónica o dispositivo similar, es más que probable que conozcas este programa. Si no es el caso, que sepas que esta es una de esas aplicaciones por las que pagaría si no fuese gratuita.

Alejandría Digital: Compartiendo enlaces en Flipboard

Pincha para acceder a la revistaUna vez que todas las novedades de Flipboard, la aplicación que te permite seguir tus canales favoritos de noticias como si fuese un dossier o revista, han llegado también a Android, me he animado a probar las posibilidades de las “revistas personalizadas”: pequeñas composiciones en las que agrupas varios artículos, imágenes u otro contenido multimedia en un formato similar al de una publicación seriada.

Como ya sabrás si me sigues en Twitter, tengo la costumbre de compartir los contenidos más interesantes que voy leyendo a lo largo de la semana. Muchos ‘caducan’ rápido; sin embargo, también he encontrado pequeñas joyas que, por la calidad de su escritura, contenido o reflexión, merecen guardarse en el disco duro del recuerdo.

Para tal fin, acabo de crear una revista llamada Alejandría Digital, en la que incluiré aquellos textos que me encuentre por la red y respondan a los criterios mencionados en el párrafo anterior. Si ya me sigues en alguna de las redes sociales en las que participo, has de saber dos cosas: el número de contenidos será bastante menor y la gran mayoría ya habrán sido compartidos  por Twitter, LinkedIn o Facebook. Sin embargo, si no me sigues en ninguna de ellas o bien te apetece leer únicamente el mejor material entre todo lo que comparto, sígueme y bienvenido/a.