Descontrol españolito

Aeropuertos, caos, furia, sueño, abandono.

Gobiernos que aprueban recortes a un colectivo clave para la aviación justo antes de un puente, ministros que hablan como Los Soprano, vicepresidentes que ofrecen declaraciones sin preguntas a las doce de la noche, controladores aéreos que no dicen ni pío, y todavía hacen gestos de broma al paso de los usuarios. Portavocías voceras del socialismo, argumentando que si no se está con ellos se está contra ellos, como Darth Vader; tertulianos de noticias que parecen de Sálvame, jueces enfurecidos; viajeros que insultan, amenazan y llaman “zorra” a una controladora que pasa por allí.

Militares que se hacen con el control de los aeropuertos; informativos que parecen un programa de María Teresa Campos; líderes de la oposición que se quedan tirados en la pista, aunque no sepan para lo que sirve un bonobús; medios que se convierten en el altavoz del Gobierno y señoras que comentan lo macho que es el Rey de España por firmar el estado de alerta desde el extranjero.

Presentadores de informativos que escogieron un mal día para dejar de fumar. Twitteros que escogieron un buen día para escribir “hola mamá” junto al hashtag; humoristas gráficos que harán su agosto en diciembre; blogueros que, como siempre, hacen y dicen lo que les da la real gana.

Y así, todo. También en Sith.

Whole Foods, la empresa eres tú

whole-foods-boycottA través de Mashable llego al caso de Whole Foods, una compañía con mucha presencia y visibilidad en las redes sociales, basada en la venta y distribución de productos orgánicos. Dado el éxito que tienen este tipo de distribuidores en Internet, la compañía se había ganado un cierto renombre.

Su Director Ejecutivo, John Mackey, puso en tela de juicio dicho renombre con unas declaraciones muy desafortunadas sobre el plan de reforma sanitaria que se está debatiendo en EEUU:

“While we clearly need health-care reform, the last thing our country needs is a massive new health-care entitlement that will create hundreds of billions of dollars of new unfunded deficits and move us much closer to a government takeover of our health-care system. Instead, we should be trying to achieve reforms by moving in the opposite direction—toward less government control and more individual empowerment.”

“Many promoters of health-care reform believe that people have an intrinsic ethical right to health care—to equal access to doctors, medicines and hospitals. While all of us empathize with those who are sick, how can we say that all people have more of an intrinsic right to health care than they have to food or shelter?”

“Unfortunately many of our health-care problems are self-inflicted: two-thirds of Americans are now overweight and one-third are obese. Most of the diseases that kill us and account for about 70% of all health-care spending—heart disease, cancer, stroke, diabetes and obesity—are mostly preventable through proper diet, exercise, not smoking, minimal alcohol consumption and other healthy lifestyle choices.”

Mackey considera que la reforma sanitaria crearía un importante nivel de deuda pública, y opina que los ciudadanos deberñian centrarse en llevar una vida más sana y equilibrada como clave para no necesitar tango gasto sanitario.

La reacción ha sido dura y devastadora. Se han creado grupos en Facebook, Twitter e incluso un blog contra la empresa por las declaraciones de su CEO. Como era de esperar, la empresa completó (pero no matizó) sus palabras, recordando que en Whole Foods trabaja mucha más gente aparte de él.

Llévame ante tu líder

Si bien boicotear a una empresa que presta buen servicio sólo por un desliz de su CEO parece un poco exagerado, ello no convierte la reacción en menos previsible. John Mackey cometió un error de cálculo imperdonable, teniendo en cuenta su posición en la cima de una empresa que aboga por una vida más sana.

Debería haberlo previsto. Los ciudadanos que valoran la compra de productos ecológicos muy probablemente estén a favor de un sistema de salud público, similar a la Seguridad Social. En ambos casos, hablamos de bienestar,  justicia y un comportamiento humano con más ética.

Alerta máxima

Cuando diriges una empresa, tú eres la empresa. No importa cuan personales sean tus opiniones, ya que los consumidores las alinearán de forma inconsciente con la organización que lideras. Permanece alerta a la hora de pronunciarte sobre un tema, especialmente si vas a incluir de forma más o menos velada comentarios sobre tu producto.

Si crees que esta reflexión llega demasiado lejos, imagina cómo te sentirías si escucharas al presidente de tu marca favorita de galletas comentar que la única manera de superar la crisis es dejarse de subsidios de paro, y comprar más de sus productos. ¿Que pasaría cuando visitaras el supermercado al día siguiente?

Piensa en ello.

Contra la gripe, información

fluObviando toda la gama de grises que existe en los rincones de la mente, hay dos puntos de vista para aproximarse a la gripe mexicana, porcina, porcino-aviar o como quieran llamar a este contubernio vírico: la ciencia y las artes.

Probablemente sea mejor utilizar el prisma de la ciencia. Esa que le hablará de estadísticas y de todos los muertos que se producen cada año por lo que usted y yo consideraríamos una gripilla sin importancia. Esa que le dice que tiene usted suerte de habitar país civilizado con Seguridad Social. Sin embargo, bajo el tamiz de nuestra tradición oral, religiosa y literaria el panorama es muy distinto.

Porque en las artes, cuando aparece en escena semejante bicho no es para nada bueno. Ya sea por una narración futurista sobre los escarnios de una pandemia, una plaga bíblica, un desastre cinematográfico, o el recuerdo de tiempos en los que la española no era una marca de aceitunas; el panorama no es halagüeño para estas pequeñas y atareadas hormigas que somos los humanos. Por eso el virus es un organismo tan especial: lo hay más pequeño, pero no más cabrón.

Los medios hablan mucho de profilaxis en el mundo real, pero se olvidan de la higiene en el ciberespacio. Mientras en redes como Twitter saltan toda clase de alarmas y bromas, no quiero desaprovechar estas líneas para hacer un llamamiento a los navegantes: seleccionen la información. Como recomienda Mashable, acudan a especialistas en la materia u organismos oficiales como la OMS o el CDC estadounidense. Eviten las teorías que figuran junto a un dibujo de Homer Simpson compartiendo mesa con amigo porcino.

Foto: Ben Chau

De trenes, tornos y estupideces

Hoy publiqué un artículo de opinión en La Voz de Asturias, criticando la “gran idea” de estabular a los pasajeros en las estaciones de tren como si fueran ovejas, por obra y gracia de los famosos “tornos”. Gran idea para ganar pasta… Y para conseguir una sociedad peor.

Roger Bacon escribió en el silo XIII una reflexión llamada Sobre el Maravilloso Poder del Arte y de la Naturaleza, y la Nulidad de la Magia. En esta carta, Bacon predice algunos ingenios tecnológicos que llevaríamos a cabo en épocas venideras. Sin embargo, pocos pudieron prever el uso de la tecnología con fines estúpidos.

Más en Nosotros, los borregos.

Crecer en Facebook

burbujaGracias a Techmeme, leí un interesantísimo artículo de Peggy Orenstein en el New York Times sobre Facebook. En él, la escritora reflexiona sobre esta red social y su papel para revivir nuestro pasado. Según Orenstein, la ventaja que ofrece Facebook para conectarnos con nuestro yo anterior, no tiene por qué ser necesariamente buena.

As a survivor of the postage-stamp era, college was my big chance to doff the roles in my family and community that I had outgrown, to reinvent myself, to get busy with the embarrassing, exciting, muddy, wonderful work of creating an adult identity. Can you really do that with your 450 closest friends watching, all tweeting to affirm ad nauseam your present self?

Para la autora, el crecimiento personal implica olvidar en parte lo que fuimos. Por ello, los jóvenes que ya se introducen en las redes sociales podrían correr el peligro de estancarse en un eterno yo presente, marcado por fotos, textos y amigos.

La máquina del tiempo

Hace un mes, alguien me etiquetó en una foto de infancia. Por arte de la tecnología, pude remontarme años atrás, y recordar uno de los mejores veranos. La verdad es que la experiencia no fue negativa, sino todo lo contrario. No comparto en demasía el punto de vista de Orenstein, pero me parece sumamente interesante la relación que establece entre el proceso de maduración y el olvido de muchas circunstancias.

Yo también me pregunto, como la autora, que pasaría si todos nosotros utilizáramos Facebook desde la adolescencia. ¿Cómo afectaría a nuestro crecimiento personal? ¿Cómo nos afectará en los años venideros?

Foto: Reini68

Generador de carteles para anunciantes

cartel para ejemploAhora que las aplicaciones estilo generador están de moda, siempre conviene tener a mano alguna herramienta que sirva también para el mundo físico.

Es el caso de la sección carteles de Tablondeanuncios.com, que nos permite generar nuestro propio cartel personalizado con tiras incluyendo teléfono, y una foto a elegir entre su repertorio. También podemos subir  imagen propia.

Nota: el cartel es de broma. Si no lo pillas, la explicación en la Wikipedia.

El cuervo, la creación y la crisis

cuervo

Escogí uno de los relatos que más me impresionaron siendo niño para comentar en La Voz de Asturias lo que nos depara el año próximo. Llega un tiempo de cambios, y la sociedad ha de prepararse para toda una revolución de la economía.

Existen cuentos sobre tierras heladas; pueblos vinculados con los espíritus animales. Al contrario de otras naciones, muchas tribus indias consideraban al cuervo como artífice de la creación. Apartando lugares comunes, existe un increíble momento en el relato donde el cuervo toma conciencia de sí mismo, y descubre su condición como la entidad con poder para forjar el mundo.

Más en Un mito para el invierno.