Santa Bárbara y las copias de seguridad

Imagen: Wikipedia

Los relatos sobre mártires suelen ser textos abundantes en descripción de salvajadas. Aún teniendo en cuenta que la Edad Media no era la mejor época para recibir castigos, el tormento que sufrió Santa Bárbara pone los pelos de punta al lector menos impresionable. Dice la Wikipedia:

Habría sido atada a un potro, flagelada, desgarrada con rastrillos de hierro, colocada en un lecho de trozos de cerámica cortantes y quemada con hierros al fuego.

Lo que aconteció después registro a Bárbara como patrona de mineros, dinamiteros y, en general, todo tipo de profesión relacionada con las detonaciones:

Finalmente, el mismo rey Dióscoro la envió al juez, quien dictó la pena capital por decapitación. Su mismo padre es quien la decapitó en la cima de una montaña, tras lo cual un rayo lo alcanzó, dándole muerte también.

De ahí el dicho que cede parte del título a esta entrada. Pues sólo nos acordamos de la copia cuando un accidente, rayo o mala canción fulminan nuestro disco duro. Lloramos entonces, pataleamos; pero todo ese disgusto nos hubiéramos ahorrado con una copia de seguridad a su debido tiempo.

En mi caso, la última aportación al fondo para mi bienestar espiritual se realizó hace dos domingos, cuando conecté un disco duro externo y ejecuté la Time Machine de mi MacBook Pro. La ventaja de este sistema es tener copias de seguridad acumulativas y automáticas de todo el contenido de tu disco duro. Afecta relativamente poco al rendimiento y va liberando el espacio de copias antiguas si necesita más.

No hay excusas para no tener una copia de seguridad de nuestros datos más relevantes. Repito, no las hay. Desde servicios en la nube, con versiones de pago pero también gratuitas como Carbon Copy, Dropbox, Mozy, Box.net. Pasando por los gestores para discos duros físicos como SyncBack… Las opciones son muchas y variadas; ahí va una lista con algunas ideas:

  • Salvar las joyas: Si no disponemos de un disco duro externo con el suficiente espacio, o bien no tenemos disponibilidad económica para utilizar un servicio de copia de seguridad en línea, podemos seleccionar aquellos archivos o documentos realmente importantes. A no ser que pertenezcas a un sector como el diseñó gráfico o te dediques a proyectros multimedia, muchos planes y memorias USB pueden servir para garantizar la salvación de ese fichero imprescindible.
  • Pisos francos: Aunque no lo recomiendo, pueden utilizarse las opciones gratuitas de varios servicios para acabar almacenándolo todo. Opción cutre y salchichera, pero opción al fin y al cabo.
  • Salvar los muebles: todo el contenido de muestro disco duro es copiado. La opción más económica es comprar un disco duro externo, pero también podemos utilizar los servicios de pago de las opciones online ya mencionadas.
  • Clonar la casa: Una imagen de disco se utiliza para replicar el contenido del mismo en caso de siniestro total, incluyendo el sistema operativo. Existen programas comerciales como Norton Ghost que te pueden ayudar en la tarea, y también hay soluciones gratuitas (ojo, no las he probado).

La moraleja de esta historia: las copias de seguridad son una medida algo latosa, pero muy necesaria. Tú mism@ lo descubrirás cuando el disco duro o el sistema operativo revienten y te acuerdes de haber leído esta entrada.

Lectura suplementaria: Five best online backup tools | Five best offline backup tools

Cuidado con las fotos de menores en las redes sociales

Parque de juegosLa pornografía infantil es una de las peores plagas que infectan la red que tanto amamos. Me disgusta en gran medida que los avances tecnológicos de la sociedad de la información sean utilizados por unos monstruos para robar la inocencia a los más pequeños.

En nuestro país, existen diversos modos de denunciar cualquier tipo de contenido relacionado con sexo y menores. Asociaciones como Protégeles o divisiones como el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, ponen a disposición del internauta las herramientas necesarias para denunciar cualquier tipo de contenido sospechoso que nos podamos encontrar.

Pero esta clase de abyectos depredadores no sólo se cierne sobre fotos ajenas, también sobre las suyas. Sí, ha leído bien.

Con el auge de redes sociales como Facebook, Tuenti o Windows Live, cada vez es más habitual que utilicemos esta clase de servicios para subir y compartir nuestras fotografías personales. Excursiones, fiestas, celebraciones… Casi todo tiene cabida.

El problema es que algunos pederastas, aprovechando el desconocimiento o la negligencia de muchos usuarios, utilizan las fotos de menores que son públicamente accesibles como lugar de encuentro y pozo de mugre para dejar sus tenebrosos pensamientos en forma de comentarios obscenos justo debajo de esa fotografía donde aparece nuestro familiar menor de edad.

Por todo ello, dos consejos muy rápidos:

  • No suban fotos de familiares menores a redes sociales. Puede parecerles exagerado, pero es mejor prevenir.
  • Vean, uno tras otro, los cuatro vídeos que dedica Marcelino Madrigal a este espinoso tema. Un minireportaje de investigación con algunas de las claves que utiliza esta chusma para esparcir su mierda por la red. Aviso: algunas imágenes podrían herir su sensibilidad.

Marcelino Madrigal | La cara oculta de las redes sociales

SCav, el mejor antivirus del mundo

Genial artículo sobre SCav, el mejor antivirus del mundo, al que llegé a través de Menéame. Personalmente, no puedo dejar de unirme a la recomendación. SCav es uno de los grandes prodigios tecnológicos de nuetro tiempo.

Si de repente se abre una ventana del messenger y tu compañero de oficina Alberto, con el que no hablás casi nunca te dice “eu vocé tein que mirá estas fotos.zip de garota muito bonita”o“here they arr, the photos.rar you asked me. My girlfriend and I javing sex on the international chess anual competition”… SCav activa una pequeña alarma y bloquea el mouse para que no podamos descargar el archivo y abrirlo e infectarnos. SCav sabe, heurísticamente, que los que participan en competencias de ajedrez no tienen novia, y que Alberto no sabe hablar portugués.

Si volvemos del cyber y metemos un pendrive en el USB, SCav te protege porque previamente instaló un pequeño programita en el pendrive (el que tanto te recomendó tu amigo informático) que lo mantiene seguro, además desactivó automáticamente el autoarranque de Windows.

SCav obedece ciegamente las órdenes y los consejos de tu amigo informático. SCav libera toda la parte de memoria que guarda recuerdos de novelas mexicanas o la letra de temas de reggaeton… En tu cerebro y la usa para almacenar información importante sobre seguridad informática, o sea, todo eso que tu amigo informático te repitió mil veces cada vez que le preguntás algo.

SCav es tan completo, que cuando intentes poner tu mail y contraseña de hotmail en cualquier página distinta de hotmail, bloqueará tu teclado, te mandará una descarga eléctrica a través del mouse y te redirigirá a google.com impidiendo así que entregues tus datos privados a desconocidos. SCav hará que no te importe ni un comino quién te tiene admitido o no.

Sentido Común Antivirus. Actívalo siempre 😉

Compartir en Twitter

twittyMe sorprende mucho la forma tan rápida en la que están apareciendo servicios destinados a compartir todo tipo de material a través de Twitter. Es el caso de Twitpic, que nos permite compartir foografías, y que está siendo muy utilizado a raiz de su implementación en varias herramienas de terceros como Tweetdeck. El rotundo éxito de esa aplicación ha generado algun servicio competidor como TweetPhoto.

La aparición de este tipo de aplicaciones web es muy interesante. Porque sitios donde compartir imágenes, documentos o música existen a cientos, pero pocos han tenido la gran habilidad de centrarse en una red social o servicio muy utilizado, imitando su estética y estructura.

La última novedad viene a través de Techcrunch, y se llama TwitDoc. Como podrán adivinar, se trata de un servicio que nos permite subir cualquier tipo de documento a la red para compartirlo en Twitter u otras redes sociales.

Al parecer, la ventaja que ofrece el servicio radica en colgar tu documento en Twitter con un sólo paso, donde introduciremos el documento a subir, el texto que lo acompaña y nuestras credenciales para que TwitDoc pueda publicarlo en Twitter. Al principio no localizaba en la página una sección con información adicional sobre el servio y sus creadores, pero no ha tardado en aparecer.

Cuidado con tu datos

El problema de los servicios que dependen de otros radica en las credenciales. Al final, acabas proporcionando tu nombre de usuario y contraseña a multitud de empresas ajenas al servicio principal. Por ello, es recomendable que utilices datos difentes para diferentes redes sociales. No digamos ya el correo electrónico, donde repetir contraseñas puede considerarse casi pecado mortal.

Recuerda: la comodidad es buena, pero la seguridad es lo primero.

Fallo de seguridad en Spotify

logoAntes de explicar lo que ha pasado, llamemos a la calma: si abriste tu cuenta después del 19 de diciembre, en nada te afecta.

El día anteriormente mencionado se descubrió y corrigió un fallo en Spotify que comprometía las contraseñas y cierta información de los usuarios, como su correo electrónico. Las explicaciones pertinentes pueden localizarse en el blog.

Esas formas

Spotify sigue siendo un buen servicio, pero a veces tiene patinazos de antología. No es de recibo que se descubra un fallo que podría afectar a la seguridad, y no se notifique hasta hoy. A pesar de que la naturaleza y alcance están bien explicados, hay que ser más cuidadoso con estas cosas.

¿Y qué hago yo?

Si abriste una cuenta en Spotify antes de la fecha indicada al inicio de esta entrada, cambia tu contraseña. Si utilizas la misma contraseña para otros servios, cámbiala también. Eso debería proteger tu información.