Infografías, secretos del gobierno y otros alegres fetiches para el periodista que pringa en domingo

¡Ah, que malos son los domingos! Si toca trabajar, no se disfruta el día. Si, en cambio, toca descansar, la jornada de reposo se convierte en aburrimiento próximo al lunes. Desde el Pergamino Raspado, ofrecemos al sufrido periodista dos enlaces de gran categoría para evitar que el descanso se vaya tan rápido por el desagüe, o facilitar la siempre ardua jornada que pone fin a la semana.

El número de los misteriosComenzamos con la revista Wired. Toda una leyenda en el campo de la ciencia y tecnología, esta publicación tiene grandes y periódicas ideas a la hora de contratar estrellas que asuman el papel de “editor invitado”. En el número 17.05 de la revista, publicado el pasado año, concedieron tan honorable cargo a J. J. Abrams, padre de series como perdidos y Fringe. El resultado: la edición de los misterios; códigos que la CIA no pudo descifrar, monumentos que contienen instrucciones para el post-apocalipsis, puzzles endiablados, un fotoreportaje sobre lugares donde han sucedido cosas misteriosas y mucho, mucho más.  Todo ello disponible en la red para nuestro consumo, y premiado con un National Magazine Award al mejor número monográfico.

Por otro lado, llego a través de un artículo en el blog Papers Papers a una época donde la infografía se diseñaba con tinta y sangre. El título de la galería de fotos no podría ser más largo y descriptivo: Digital journalism is a comeback of “yellow papers” – and, finally, the death of sterile, conservative and cowardly newspapers. La selección de ejemplos es tan notable que se hace duro elegir al ganador. Quizá comparta criterio con Toni Piqué y el precio del metro cuadrado se lleve la palma… o quizá un terremoto en Nueva York.

En cualquier caso, feliz lectura.

(Bola extra: Banca ética en Periodismo Humano)

Wolfram|Alpha, el respondedor

Hoy publiqué un artículo de opinión en La Voz de Asturias comentando la próxima salida en el mes de mayo de un ingenio llamado Wolfram|Alpha, creado por el famoso Stephen Wolfram, autor del mítico software Mathematica. Este nuevo motor sería capaz de responder a nuestras preguntas científicas componiendo la información que necesitamos. Toda una revolución… Si cumple las expectativas.

Isaac Asimov alumbró en tinta sobre papel un ingenio llamado Multivac. Oculto en un complejo subterráneo, fue diseñado para almacenar conocimiento y responder con él. En el relato Aniversario, los supervivientes de un vuelo espacial recurren al gran cerebro mecánico para desentrañar el misterio.

Más en El maravilloso respondedor.

El LHC, a punto de encenderse

A través de Menéame, me entero que el gigantesco acelerador de partículas conocido como LHC entrará en funcionamiento en dos días. Podemos descubrir más detalles sobre su funcionamiento en mi+d. También figura una breve nota explicativa en la página web del CERN.

The Large Hadron Collider (LHC) is a gigantic scientific instrument near Geneva, where it spans the border between Switzerland and France about 100 m underground. It is a particle accelerator used by physicists to study the smallest known particles – the fundamental building blocks of all things. It will revolutionise our understanding, from the miniscule world deep within atoms to the vastness of the Universe.

Pero lo que más me llama la atención está un par de párrafos más abajo

Physicists will use the LHC to recreate the conditions just after the Big Bang, by colliding the two beams head-on at very high energy.

There are many theories as to what will result from these collisions, but what’s for sure is that a brave new world of physics will emerge from the new accelerator, as knowledge in particle physics goes on to describe the workings of the Universe.

Si no fuera porque uno tiene cierta confianza en la ciencia, pensaría que grandes películas sobre catástrofes y alienígenas comenzaron de forma parecida. Sonrían todos juntos y digan: ¡Black Mesa!