Blog Action Day: La Selva Esmeralda (John Boorman, 1985)

La Selva Esmeralda

Vi por primera vez esta película en un VHS algo gastado. A pesar de la calidad de imagen, el filme de John Boorman quedó grabado en mi retina como una de las mejores películas sobre el choque de la civilización con las culturas primitivas.

Basada en un hecho real, La Selva Esmeralda nos narra la historia de Bill Markham cuyo hijo Tommy es raptado y criado por la tribu amazónica de los hombres invisibles. Pasado el tiempo, padre e hijo se reencontrarán aprendiendo cosas uno del otro, y se descubrirá cual fue la causa real del rapto.

Con una impecable fotografía y entorno escénico, La Selva Esmeralda contiene varias historias en apenas dos horas de duración. Por un lado tenemos la búsqueda de un padre que nunca desiste para encontrar a su hijo. También tenemos la historia del Tommy, que crece según las costumbres y tradiciones de los hombres invisibles; un pueblo en guerra con otra tribu que ocupa una zona vital para su supervivencia: el lugar donde se encuentra el ungüento de color verdoso que les hace mimetizarse con la vegetación.

Y por último, tenemos una historia ecologista, donde una gigantesca obra y la deforestación amenazan con aniquilar el medio de subsistencia de los indígenas locales, que llaman a los constructores hombres-termita.

Un detalle interesante del filme son una especie de viajes místicos provocados por un poderoso alucinógeno, que hace a aquellos que lo toman (creo que se lo introducen por vía nasal) entrar en contacto con su parte salvaje. Cada persona tiene un animal que lo representa, cuyas habilidades puede utilizar en estos viajes espirituales. El espíritu animal de Tommy será clave en más de una situación a lo largo de la trama.

Desconozco la base antropológica en los aspectos relativos a la tribu de los invisibles, pero tengo el recuerdo de una gran película con un importante mensaje medioambiental. El Amazonas es el pulmón del planeta. Es mejor que dejemos de meternos hachazos al aparato respiratorio.

¿Donde puedo saber más?

En la Wikipedia

En la Internet Movie Database

¿Donde la puedo conseguir?

En DVDGo

Blog Action Day: seaQuest, vigilantes del fondo del mar

seaQest

En el siglo XXI, el hombre ha colonizado la única región de la tierra que quedaba por habitar: el océano. Mi tripulación y yo, a bordo del SeaQuest, somos sus guardianes. Porque bajo la superficie, se encuentra el futuro.

Antes de Enterprise o Stargate, existió una serie que recuperó el estilo de las antiguas sagas espaciales como Star Trek o Perdidos en el Espacio, y les dio continuidad… Debajo del agua.

SeaQuest DSV no era una serie ecologista al 100%, pero tenía sus detalles para lanzar un mensaje sobre respeto y conservación del océano. Emplazada hacia el año 2018, la serie nos narra el devenir de la nave-submarino seaQest, una especie de Enterprise oceánica construida para proteger y vigilar los océanos bajo el amparo de la Organización de Océanos Unidos (UEO), el gemelo submarino de la ONU.

Reparto

Uno de los aspectos más originales de la serie era la colonización del océano. Casi agotados los recursos de la superficie terrestre, la humanidad se sumerge en busca de nueva riqueza en el mar, amenazando con cometer los mismos errores bajo la superficie. En la serie se tocan todos los temas del mundo actual trasladados al océano: crimen, conflictos internacionales, ética científica y mucho más. Incluso temas más literarios como historias de fantasmas o mitología.

También podemos destacar la presencia de Darwin, un delfín que acompaña al seaQuest como un miembro más de la tripulación. No es para menos, ya que gracias a un dispositivo puede traducirse el lenguaje del delfín al habla humana. La interpretación nunca es exacta debido a las grandes diferencias entre especies, lo que dará lugar a interesantes enigmas en varios capítulos. Sin duda alguna, Darwin es el personaje más carismático de todo el reparto.

Sin ser la panacea en cuanto a series de ficción, seaQuest DSV supo combinar los elementos básicos en una serie de exploradores con cierto mensaje ecológico acerca de la conservación de nuestros océanos, y por eso forma parte de la serie de entradas para el Blog Action Day.

¿Donde puedo saber más?

SeaQuest en la Wikipedia

SeaQuest en la Internet Movie Database

¿Donde la puedo conseguir?

En Amazon

¿Donde la emiten?

En el Canal SciFi

Blog Action Day: 50 cosas…

De pequeño me regalaron un libro sobre ecología. Se titulaba 50 cosas que los niños pueden hacer para salvar la tierra, y en su día fue muy publicitado. Perdido ya en una de tantas mudanzas, recuerdo varios pasajes de aquel libro. Desde los pasos para fabricar humus con lombrices hasta cuanta agua perdíamos cada vez que dejábamos el grifo correr para que se enfriara.

También incluía datos interesantes sobre cuanto costaba que los materiales desechados se degradasen, y creo recordar que el vidrio tardaba unos cuantos siglos. El libro nos hablaba de la calefacción como un monstruo que crecía deprisa y al que no podíamos dejar salir de nuestra casa, y también nos aconsejaba sobre la conveniencia de utilizar bolsas de papel en lugar de las de plástico. Lamentablemente, en los supermercados españoles no se estilaban mucho las bolsas de papel.

Era un gran libro porque estaba escrito sobre la base los niños no son idiotas, pilar fundamental para no crear una horterada que se olvide por siempre en un cajón. Hoy día no se por donde anda ese libro, pero aún lo recuerdo.

Parece ser que existen varias ediciones más recientes con ciertos cambios en título y editorial. La que se me antoja más parecida es 50 cosas sencillas que tú puedes hacer para salvar la tierra ya que la autoría corresponde al Earth Works Group, como en la edición original.

Blog Action Day: Discurso del Jefe Seattle

Jefe Seattle

Es evidente que el hombre blanco no entiende nuestra manera de ser. Le es indiferente una tierra que otra porque no la ve como a una hermana, sino como a una enemiga. Cuando ya la ha hecho suya, la desprecia y la abandona. Deja atrás la tumba de sus padres sin importarle. Saquea la tierra de sus hijos y le es indiferente. Trata a su madre -la Tierra- y a su hermano -el firmamento- como a objetos que se compran, se usan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Hambriento, el hombre blanco acabará tragándose la tierra, no dejando tras de sí más que un desierto.

11 de marzo de 1854. El Jefe Seattle, líder de los Suquamish, escucha una popuesta del Gobernador de Seattle Isaac Ingalls Stevens. Stevens planteó al Jefe la compra o entrega de las tierras que pertenecían a su tribu. Seattle se incorporó para tomar la palabra. Mucho más alto que el Gobernador, apoyó su mano en la cabeza de este y pronunció un largo discurso con dignidad.

La repuesta del Jefe Seattle es uno de los textos que más han circulado por todo el mundo. La primera vez que leí el texto, fue en una tienda de camisetas. Sus frases se incluyeron en películas, campañas ecologistas y una gran variedad de actos, objetos y circunstancias. Sin embargo, el texto ha sido reescrito, traducido y reinterpretado tantas veces que hoy día nos es difícil conocer las palabras exactas de Seattle en su discurso. Es posible que nunca lo hagamos.

A grandes rasgos, las modificaciones más famosas del discurso fueron tres: una primera transcripción realizada por el Doctor Henry A. Smith algunos años después de producirse el discurso, que es la fuente principal de la que parten todas las derivaciones; una reinterpretación por parte de William Arrowsmith, que intentó recuperar las expresiones originales a través de la investigación lingüística y cultural; y la derivación más popular del texto, una versión más literaria y dramatizada adaptada por Ted Perry para una película ecologista llamada Home. Tras tantas interpretaciones acabaron existiendo dos versiones de la respuesta, una de ellas como supuesta carta al presidente de los Estados Unidos, a la que pertenece el texto citado más arriba.

Así pues, Son Arrowsmith y Perry quienes consagran definitivamente el texto como mensaje ecologista. Es entonces cuando la versión más reciente corre como la pólvora y se convierte en una proclama de referencia en la lucha medioambiental. Y podríamos considerar tantas derivaciones como algo negativo que corrompiera el significado original del discurso… Pero yo creo que es en estos casos cuando un texto se convierte en una referencia cultural atemporal.

Para saber más, recomiendo La visión del Jefe Seattle, estudio perteneciente a la página Educación Ambiental en la República Dominicana, que destaca por su claridad y sus traducciones de las principales versiones del texto.

Nunca se me ocurriría llenar mi casa de humo, ensuciar el agua que bebo o maltratar a mis animales. No se me ocurriría destrozar el suelo para hacer mi sofá más cómodo, o arrancar la madera de todos los armarios para hacerme una mesa de ordenador. Tampoco me imagino expulsando a mi familia al trastero para tener más habitaciones a mi disposición. Y desde luego, jamás le quitaría la antena al vecino para que la señal me llegara más nítida.

La Tierra es nuestra casa. Comienza el Blog Action Day.

Pocas horas para el Blog Action Day en España

En algunos países ya se está celebrando el Blog Action Day mientras escribo estas líneas. En España, quedan unas 3 horas y media para que comience el evento.

Mañana día 15 se publicarán un total de 5 entradas en Pergamino Raspado. No pensé que fueran a ser tantas, pero he tenido tiempo de sobra para prepararlo todo y esta semana me encontraba yo muy inspirado. Estas cinco entradas se publicarán a lo largo de todo el día. El primer artículo estará accesible en la medianoche de hoy y el último será publicado a las 23 horas de mañana.

Así pues, mañana lunes será el día para hablar sobre medio ambiente, tema que abordaremos con:

  • Un mensaje desde el pasado
  • Una serie con alguna pincelada ecologista
  • Una película
  • Un recuerdo de infancia
  • Una falacia

Desde aquí, un saludo a todos aquellos que van a participar en este día. Espero que el acontecimiento sirva para que se nos escuche bien claro y bien alto.

Por nuestro planeta.