Educación online: la enseñanza en la antesala de su revolución

Iniciativas para fomentar el aprendizaje -o mejor dicho, mejorar el ya obtenido- sin necesidad de acudir al aulario llevan tomando forma desde hace mucho tiempo. Existen proyectos como el OpenCourseWare, consistentes en publicar los materiales y estrategia de una clase o curso determinados. Universidades nacionales e internacionales ofrecen, a disposición del alumnado, toda una base de conocimiento.

Ahora, las principales instituciones de enseñanza universitaria en todo el mundo están llevando la causa de la educación en línea un poco más allá. Recientemente, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard han invertido 60 millones de dólares para crear EdX, una plataforma desarrollada en código abierto que facilitará la creación de cursos en línea. De la página del proyecto:

EdX will be available to anyone in the world with an internet connection, and in general, there will not be an admissions process. For a modest fee, and as determined by the edX board, MIT and Harvard, credentials will be granted only to students who earn them by demonstrating mastery of the material of a subject.

Las últimas líneas contienen la diferencia más importante con lo desarrollado hasta ahora por las universidades en este campo. Por un lado, el término modest en su acepción económica no suele pegar bien con la enseñanza de grado superior. Por otro, parece que la obtención de títulos válidos y acreditaciones será por fin, una barrera a derribar a partir de otoño de este año, cuando comiencen los cursos en EdX.

Udacity

Harvard y MIT no son las únicas instituciones de prestigio en poner en marcha este tipo de iniciativa. Udacity, una plataforma de enseñanza en línea creada por expertos y profesores de robótica, que actualmente ofrece los siguientes cursos y materias:

La mayoría de cursos requieren algunos conocimientos previos de programación excepto el CS101, en cuya formación se asienta parte de la del resto. Steven Leckhart, de Wired Science, narró sus experiencias con uno de los cursos que dieron origen al servicio: Introducción a la Inteligencia Artificial. Merece la pena leer su artículo:

I majored in English. This makes me a “fuzzy” (what Stanford techies call liberal arts majors behind their backs). And now I’m trying to wrap my head around Bayesian probability, a branch of statistics that in the past 25 years has revolutionized a dozen fields from genomics and robotics to neuroscience.

Khan Academy

En cuanto a la gran red de conocimiento y aprendizaje fundada por Salman Khan, si bien su nivel no es comparable a los anteriores proyectos, mucho más concretos, es un magnífico punto de partida para adquirir conocimiento sobre alguna materia de la cual no lo tengamos, o sea este muy básico. Vean la charla que impartió en el TED. Se lo merece. O también pueden ver esta lección sobre cálculo diferencial donde aparecen Newton, Leibniz y Usain Bolt:

Si bien estos modelos ya empiezan a cobrar mucho protagonismo en la prensa generalista anglosajona, a España todavía le queda un camino bastante largo por recorrer. Otra de las razones por las que el inglés es un idioma fundamental para moverse en la autopista de la información de modo más eficiente.

Sea como fuere, iniciativas como EdX, Udacity o Khan Academy son la antesala de una revolución que transformará la enseñanza y acercará una formación de calidad a colectivos que, hasta ahora, no tenían acceso a ella. Aunque este logro también dependerá de lo bien que luchemos contra la brecha digital.

Foto: Flickr | Pedro Vezini

Deja un comentario