Telefónica dice que vivíamos mejor en el pleistoceno

Internet es una serie de tubosEl título es de mentira… Pero no demasiado. Lo que la compañía se está dedicado a pregonar en boca de su presidente y consejero delegado es el fin de la banda ancha para todos. No contentos con proporcionarnos una de las conexiones a internet más caras y deficitarias de Europa, ahora resulta que los power users –esos diablillos con malvados cuernecillos que no paran de actualizar blogs, redes sociales y descargarse cosas– están haciendo pagar más al resto de consumidores. Dice Julio Linares:

“En España, un 5% de los usuarios de banda ancha móvil produce el 75% del tráfico. En Alemania, un 5% de los usuarios de banda ancha móvil produce el 90% del tráfico. El usuario medio está subsidiando el usuario intensivo”, ha comentado Linares. La situación “no es sostenible a futuro porque el enorme crecimiento del tráfico va a seguir, cada día va a haber más uso de banda ancha, dispositivos má potentes, más capaces, con más funcionalidad y cada día va a haber más aplicaciones en el mercado que van a contener más vídeo”, ha dicho Linares.

Bonita forma de márketing: culpar a tus mejores clientes –que siempre se apuntan a las mayores velocidades, que soportan contratos de permanencia, que permiten los atracos en forma de tarifas de internet para móviles– para llenar un poco más los bolsillos de la compañía. Pero tranquilos, que la compañía siempre tiene un plan:

La solución en su opinión es que se acabe con la filosofía de que Internet es un servicio que debe tener el mismo coste para todos. Quien quiera hacer un mayor uso, que lo pague, y quien pague más, que pueda tener acceso a servicios de mayor calidad.

El caso de los ISP como Telefónica es, sin duda, excepcional en el mundo de la empresa privada. Da la impresión de que los directivos tienen carta blanca para ofender a su clientela en la medida de lo posible, siempre y cuando consigan más trozo de pastel.

A riesgo de quedar como el que metió la pata con las predicciones, todas estas advertencias de las operadoras me parecen lamentos de vieja que no irán a ninguna parte. En la sociedad de libre mercado, obras son amores y no buenas razones. Telefónica: menos conversación y más acción. Es muy fácil lanzar órdagos, pero tienen ustedes mano perdedora. ¡Cárguense la neutralidad de la red, adelante! Apliquen de nuevo una tarifa de datos a las conexiones físicas, sobrecarguen a los que más se conectan con el coste.

Hagan su jugada. En un mundo donde casi todos ofertan todo, seguro que los internautas –tontos de nosotros– permanecemos quietos y no migramos nuestra conexión a otra compañía. Tomen medidas, y comprueben lo que pasa.

Mientras tanto, en el mundo real… (vía un tweet de @adelgado).

Un pensamiento en “Telefónica dice que vivíamos mejor en el pleistoceno

Deja un comentario