Felicidades por Lost. Atentamente: George Lucas

A través de una nota en Facebook de Ildric, llego a una fabulosa carta escrita por George Lucas a los productores de Perdidos, Damon Lindelof y Carlton Cuse. Como ya sabrán, la serie finaliza esta semana, aunque no nos lo podamos creer y estemos muertos de pena.

Congratulations on pulling off an amazing show. Don’t tell anyone … but when ‘Star Wars’ first came out, I didn’t know where it was going either. The trick is to pretend you’ve planned the whole thing out in advance. Throw in some father issues and references to other stories — let’s call them homages — and you’ve got a series.

In six seasons, you’ve managed to span both time and space, and I don’t think I’m alone in saying that I never saw what was around the corner. Now that it’s all coming to an end, it’s impressive to see how much was planned out in advance and how neatly you’ve wrapped up everything. You’ve created something really special. I’m sad that the series is ending, but I look forward to seeing what you two are going to do next.

No se que nivel de frikismo tienen los productores de Lost. Adivino que muchco, atendiendo a todas las referencias al cine de culto que aparecen en la serie. Pero recibir una carta de felicitación del creador de la Guerra de las Galaxias… En fin, que yo la enmarcaría.

La fuerza estará ya con Lost, siempre.

Escaqueo de portavoces

Por lo general, los viñetistas tienen el don de pensar antes —y mejor— cualquier cosa que se te ocurra. En el caso de Mauro Entrialgo, ese don adquiere dimensiones milagrosas, especialmente si hablamos de los quehaceres diarios del periodismo.

La serie de tiras dedicada a Don Escaqueo Insensato, portavoz del Patronato, es sencillamente genial, porque nos introduce en un mundo donde el juego de papabras es más peligroso que un león hambriento en un safari. Si preguntan por el realismo de las historias, lamento decirles que… son de verdad.

Por supuesto, en todas partes hay gente de toda clase; muchos responsables de prensa y jefes de gabinete te atienden siempre lo mejor que pueden. Pero el reverso tenebroso también existe.

Ramón Lobo | Portavoces y ‘spin doctors’

Infografías, secretos del gobierno y otros alegres fetiches para el periodista que pringa en domingo

¡Ah, que malos son los domingos! Si toca trabajar, no se disfruta el día. Si, en cambio, toca descansar, la jornada de reposo se convierte en aburrimiento próximo al lunes. Desde el Pergamino Raspado, ofrecemos al sufrido periodista dos enlaces de gran categoría para evitar que el descanso se vaya tan rápido por el desagüe, o facilitar la siempre ardua jornada que pone fin a la semana.

El número de los misteriosComenzamos con la revista Wired. Toda una leyenda en el campo de la ciencia y tecnología, esta publicación tiene grandes y periódicas ideas a la hora de contratar estrellas que asuman el papel de “editor invitado”. En el número 17.05 de la revista, publicado el pasado año, concedieron tan honorable cargo a J. J. Abrams, padre de series como perdidos y Fringe. El resultado: la edición de los misterios; códigos que la CIA no pudo descifrar, monumentos que contienen instrucciones para el post-apocalipsis, puzzles endiablados, un fotoreportaje sobre lugares donde han sucedido cosas misteriosas y mucho, mucho más.  Todo ello disponible en la red para nuestro consumo, y premiado con un National Magazine Award al mejor número monográfico.

Por otro lado, llego a través de un artículo en el blog Papers Papers a una época donde la infografía se diseñaba con tinta y sangre. El título de la galería de fotos no podría ser más largo y descriptivo: Digital journalism is a comeback of “yellow papers” – and, finally, the death of sterile, conservative and cowardly newspapers. La selección de ejemplos es tan notable que se hace duro elegir al ganador. Quizá comparta criterio con Toni Piqué y el precio del metro cuadrado se lleve la palma… o quizá un terremoto en Nueva York.

En cualquier caso, feliz lectura.

(Bola extra: Banca ética en Periodismo Humano)

Team Viewer, magnífico programa de acceso remoto

Por franca insistencia de mi querido hermano, le di una oportunidad a Team Viewer, un software orientado a compartir escritorio, multiplataforma y gratuito para uso privado o individual.

La ventaja de Team Viewer es que lo instalas, y poco más tienes que hacer. A pesar de que puedes seleccionar una contraseña y un nombre de usuario permanentes para tu equipo, al iniciar el programa se te proporcionan ambas con caracter aleatorio, por si no tienes tiempo de conigurar nada.

Había probado software parecido como Hamachi o LogMeIn, pero en los ratos de Pringao-howto no hay nada más útil que este programa.

Además de la versión completa, dispone de una versión llamada QuikSupport, un “programa de emergencia” que se puede instalar en el equipo afectado, sin necesidad de permisos de administrador. Resulta muy útil, porque sólo has de enviar el ejecutable a la persona que quieres echar una mano y listo.