Bing no puede ser Google

bing En realidad, nadie o nada puede. Es la reflexión que mantengo desde hace tiempo, plasmada por Seth Godin en un artículo reciente sobre Bing, el nuevo buscador de Microsoft. Apunta el analista que una campaña destinada a convencer al usuario de que un producto es “el nuevo Google” supone una pérdida de dinero y recursos.

Microsoft, home of the Zune, has just announced that they’re going to launch Bing, a rebranding and reformatting of their search engine. So far, they’ve earmarked $100 million just for the marketing.

Bing, of course, stands for But It’s Not Google. The problem, as far as I can tell, is that it is trying to be the next Google. And the challenge for Microsoft is that there already is a next Google. It’s called Google.

Considero que tiene razón. El nuevo bombazo tecnológico en la red no será propiciado por ningún sistema que se anuncie directamente o entre líneas como el Google Killer. Tomando como ejemplo a Twitter, la batalla por la búsqueda de la información en tiempo real no la ha ganado la compañía de Mountain View, sino una aplicación que nació con la premisa más simple de todas: averiguar qué estás haciendo ahora mismo.

Por otra parte, los de Redmond no sabían con quién se estaban viendo las caras. Prueba de ello es el gigantesco misil de interceptación que supuso Google Wave, expuesto a los desarrolladores y al mundo poco después del lanzamiento de Bing. Sólo les faltó decir “toma esa”. En palabras de Michael Arrington:

You know that scene in the Lord Of The Rings movie where the huge eye of Sauron on top of that mountain swings its view from the alliance troops massed at the Black Gate of Mordor over to the real action, Frodo with the Ring at the Cracks of Doom?

That’s basically what happened today. The eyes of the world, and the press, swung from San Diego to San Francisco as they realized what was happening. And what was happening was this: Google stole Microsoft’s thunder with one of the most ambitious and exciting products the tech world has seen in a long while.

Teniendo en cuenta que ya han existido precedentes con la salida de Wolfram|Alpha, estos “reventones” que últimamente realiza Google con los productos ajenos podrían ser una nuestra de temor por parte de la gran compañía. Muchos pretenden destronar al rey ¿alguien lo conseguirá?

Twitter: “La parte contratante de la primera parte…”

#fixrepliesLo siento por aquellos lectores que no hacen uso de esta red social, pero no me resisto a realizar otro comentario sobre una situación que ya da un poco de risa.

Tras el jaleo que montaron (montamos) los usuarios de Twitter, cuando vieron como las respuestas de amigos a terceros ya no aparecían, el servicio se apresuró a responder comentando que… Nos hacen caso, pero luego no. Copio y pego de su blog oficial:

So here’s what we’re planning to do. First, we’re making a change such that any updates beginning with @username (that are not explicitly created by clicking on the reply icon) will be seen by everyone following that account. This will bring back some serendipity and discovery and we can do this very soon.

Es decir: todos teníamos la posibilidad de activar o desactivar las @replies a terceros. Ahora, sólo se verán algunas de estas respuestas. Todo un logro, ¿no?

Más diversión: resulta que la eliminación de las @replies tuvo su origen en problemas técnicos y de escalabilidad. Cito de nuevo:

The engineering team reminded me that there were serious technical reasons why that setting had to go or be entirely rebuilt—it wouldn’t have lasted long even if we thought it was the best thing ever.

¡Huy que raro! Si no recuerdo mal, esa no era la razón inicial que les llevó a desactivar la famosa opción. Porque si volvemos a la entrada original que inició la polémica, podemos leer:

Based on usage patterns and feedback, we’ve learned most people want to see when someone they follow replies to another person they follow—it’s a good way to stay in the loop. However, receiving one-sided fragments via replies sent to folks you don’t follow in your timeline is undesirable. Today’s update removes this undesirable and confusing option.

¿En qué quedamos, Twitter? Tras tanto circunloquio y lectura entre líneas no tengo muy claro si fue por los usuarios, por la estabilidad o porque una conjunción astral afectó al panel de control y se averió el Condensador de Fluzo. A través de su servicio se intercambian miles de mensajes. Un poco de seriedad, por favor.

Actualización: MG Siegler, de TechCrunch, también se está haciendo un verdadero lío con los giros dramáticos:

I consider myself a pretty savvy Twitter user and I had to read it twice to understand just what the hell Twitter meant. I also just had a hilarious conversation with fellow writer Jason Kincaid, where we debated just what exactly Twitter meant. The fact that we had to have that conversation is not a good sign.

Su magnífica recopilación sobre el incidente: Twitter’s Spectacularly Awful 24 Hours.

Querido Twitter: Si no estaba roto, no lo arregles

Twitter FailParece una nueva moda que está causando furor entre las grandes redes sociales: cargarse funcionalidades por las que nadie se había quejado.

Al parecer, Twitter ha querido “corregir un fallo” relativo a las respuestas o @replies: ahora no se mostrarán en tu línea del tiempo las respuestas que los amigos que sigues den a terceros. Extraigo la noticia de su blog:

We’ve updated the Notices section of Settings to better reflect how folks are using Twitter regarding replies. Based on usage patterns and feedback, we’ve learned most people want to see when someone they follow replies to another person they follow—it’s a good way to stay in the loop. However, receiving one-sided fragments via replies sent to folks you don’t follow in your timeline is undesirable. Today’s update removes this undesirable and confusing option.

¿Alguien más detecta el fallo en Matrix? No entiendo que los administradores reconozcan el uso que se le da a las respuestas a terceros… Para eliminarlas a continuación de nuestra línea del tiempo. Sea como fuere, ya les adelanto que esta opción no va a tardar en verse reestablecida… Si los de Twitter saben lo que les conviene.

Star Trek XI (J. J. Abrams, 2009)

Ficha en la IMDBDe la Wikipedia: El espacio, la frontera final. Éstos son los viajes de la nave espacial Enterprise. Su continua misión: la exploración de mundos desconocidos, descubrimiento de nuevas vidas y de nuevas civilizaciones; hasta alcanzar lugares donde nadie ha llegado jamás.

Una gran saga, un gran director

Existen dos maneras de acercarse a esta película: tratar al filme como un relato de ciencia-ficción independiente o englobarlo dentro de todo el universo y la franquicia Star Trek. En mi opinión, la creación de J. J. Abrams sale bien parada en ambos casos.

A la espera de lo que dictaminen especialistas mucho más doctos que un servidor, el director de la onceava película sobre la Federación de Planetas y las aventuras de la nave Enterprise ha resuelto, con mucha inteligencia y respeto, las inevitables licencias cinematográficas que se han de perpetrar para que este producto tenga un buen tirón comercial y sea creativo.

Tras este pliego de descargos, no queda sino decir que Star Trek XI es un espectáculo para los sentidos. Tal vez este mensaje no llegue a tiempo, pero es altamente recomendable e incluso necesario visionar esta película en condiciones. A ser posible, en la mejor pantalla del mejor cine.

La secuencia inicial es lo mejor de toda la película. Vida y muerte en pocos minutos, junto a una de las amenazas espaciales más aterradoras que he visto en la gran pantalla. Lo demás es previsible: apariciones estelares, gran espectacuaridad en efectos, entornos y batallas espaciales… Todo al más puro estilo del creador de Lost.

En cuanto a los actores y personajes que interpretan, sólo se denota cierta pofundidad en los protagonistas centrales de la película: James T. Kirk y Spock; interpetados por Chris Pine y Zachary Quinto, respectivamente.

Spock sale mas o menos bien parado. Es difícil que a los espectadores de Heroes se nos olvide Sylar al ver esta película, y algunos arrebatos de furia quedan un poco extraños en la piel de este semi-vulcaniano. A pesar de ello, la interpretación de Quinto resulta más que digna.

Para Kirk tengo menos halagos. Cabría esperar un poco más de justicia con tan legendario personaje, sin reducirlo al terror de la nenas que a veces desluce la película. Nadie puede aparentar más inteligencia que el Sr. Spock, pero tampoco es necesario que todos los protagonistas sean más espabilados que Kirk “el surfero”.

Por supuesto, no podemos dejar de mencionar a Eric Bana, que cumple a la perfección con su papel, en el que no pienso profundizar para no destripar el argumento.

Pero vamos a lo que importa, ¿es buena? Pues sí. Y eso es todo lo que uno puede comentar sin caer en toda una salvaje cantidad de spoilers. Si les gusta la ciencia-ficción, tienen una cita ineludible en el cine. El único gran pecado del filme: que no aparezca ni una sola vez la frase “teletranspórtame, Scotty”.

Más información: Sitio oficial | Página de Facebook | Podcast Fuera de Órbita