El rediseño de Facebook

Las cifras son aplastantes. Las encuesta realizada a los usuarios de Facebook sobre el nuevo rediseño de páginas y perfiles no baja del 90% de votos en contra. Mientras algunos analistas critican la ceguera y sordera de Zuckerberg y compañía, otros como Robert Scoble alaban su capacidad para evolucionar un producto sin contar con el apoyo de los usuarios.

Ni tanto, ni tan calvo.

El problema de copiar funciones de redes como Friendfeed o Twitter es que Facebook no es Friendfeed, ni es Twitter. Ambas son aplicaciones diseñadas para descubrir, explorar, abrirnos a contenidos y personas desconocidas para intercambiar datos o conocimiento. Facebook puede utilizarse de este modo, pero está concebido para primar la confianza de los contactados. Como ejemplo, ahí está el gran catálogo de opciones de seguridad que tiene.

Si preguntan por mi opinión, les diré que el rediseño no me gusta. Ver tu foto de perfil una y otra vez con cada elemento publicado resulta poco menos que agobiante. El tamaño es excesivo, y se pongan como se pongan no pueden emular el estilo de una aplicación que fue diseñada para noticias cortas de 140 caracteres.

Deja un comentario