NOIE6Day: Internet Explorer 6 debe desaparecer

ie6Andrés Nieto propone nombrar el 18 de octubre como día nternacional sin Internet Explorer 6, iniciativa que secundo totalmente. ¿Utilizas IE6 en tu domicilio? ¿Te obligan a utilizarlo en tu empresa?

Despierta, Neo. Hay mejor oferta en el mercado de este siglo. Utilizando un programa tan obsoleto perjudicas tu propia seguridad y las noches de sueño de un montón de programadores y diseñadores de páginas web. Por cada IE6 que ejecutas, alguien se acuerda de tu árbol genealógico. Ellos sufren; tu ordenador también.

Actualiza tu navegador. El proceso es indoloro y te ahorrarás muchos disgustos. Si en tu empresa tienen una versión obsoleta de Internet Explorer, solicita a tu administrador de sistemas la actualización. Si tu sistema operativo se remonta al Jurásico, muchos navegadores de software libre funcionan de forma decente en esos equipos.

Un horizonte más cercano

AlbumAyer escuché el último album de U2, No Line on the Horizon.

No acudí al eMule, ni me lo descargué mediante BitTorrent. No asalté a ningún distribuidor para obtener una copia, ni me lo enviaron de contrabando. No secuestré a la banda. Sólo me faltó ayudar a un ancianita para cruzar la calle.

Lo que hice fue activar Spotify y conectarme a RTVE.es, donde tenían un especial con acceso a todos los temas del album, además del clip de su single y unos cuantos vídeos históricos cortesía de la casa. Todo oficial y legal. Hagamos cuentas:

  • Entré en la página de Radio Televisión Española, generé una visita.
  • Escuché varios minutos de publicidad en Spotify y pude ver algún que otro anuncio.
  • Comenté en Twitter la buena idea que suponen iniciativas como esta.

En resumen: generé tres veces más beneficio que descargándolo de una red P2P.  Más fácil, más rápido. Nadie me obligó, todo lo hice yo solito sin el aliento de las gestoras en mi nuca. Señores de la industria discográfica, ¿no prefieren reacciones como esta?

Tal vez no se encuentre lejano el día en que podamos enterrar el hacha de guerra. El día en que la industria comprenda que las redes no son el enemigo, sino la mayor fábrica de melómanos que haya visto jamás la humanidad. Quienes ya lo saben, llevan ventaja. Los demás: únanse a nosotros o despejen el camino.

Twitter y la conexión humana

twitter

¿Qué es lo que más me gusta de Twitter? La conexión humana, sin prolegómenos.

Salvo los mensajes directos, todo es público y abierto. Ello tiene grandes ventajas, pero la principal es dirgirme a quien quiera, cuando quiera.

En mi Twitter, puedo tener agregados a mi vecino y una estrella de Hollywood. Mi mensaje llegará a ambos por igual. No es lo mismo que enviar un correo electrónico. Demasiada etiqueta, filtrado, reenvío, bloqueo. Twitter todavía es territorio virgen para spammers y cerrojazos.

Lees que Shaquille O’Neal está tomando algo cerca, y te pasas para saludar. Sigues y comentas el juicio a The Pirate Bay, te enteras del viaje de un político y lees los mensajes de cientos de ingleses que han amanecido con un metro de nieve a la puerta.

Dirán ustedes que este milagro lo obraron antes blogs, redes sociales… La propia internet. Entonces, ¿por qué parece tan especial?

P. D.: Hace un año, en un pergamino lejano

Días interesantes

El viernes publiqué un artículo de opinión en La Voz de Asturias comentando varias noticias tecnológicas que han tenido gran relevancia esta semana. Por una parte, está el robo de identidad que sufrió Christian Van Der Henst; también el endurecimiento– y posterior marcha atrás– de las condiciones de uso en Facebook.

La respuesta para ambos casos fue la misma: un cabreo colectivo, salvaje; un tsunami de mentes contra el acantilado empresarial. En poco tiempo, el alma digital de Christian regresó a su entidad virtual, y Facebook dio marcha atrás en sus términos de uso. Regla de oro: no enfadar al inquilino.

Por supuesto, tampoco podemos olvidar el juicio a The Pirate Bay, que puede seguirse por Twitter. Gracias a la acusación, estamos viviendo los momentos más brillantes del humor en internet.

Más en Semana del colectivo.

Generador de carteles para anunciantes

cartel para ejemploAhora que las aplicaciones estilo generador están de moda, siempre conviene tener a mano alguna herramienta que sirva también para el mundo físico.

Es el caso de la sección carteles de Tablondeanuncios.com, que nos permite generar nuestro propio cartel personalizado con tiras incluyendo teléfono, y una foto a elegir entre su repertorio. También podemos subir  imagen propia.

Nota: el cartel es de broma. Si no lo pillas, la explicación en la Wikipedia.

Google Reader para ver videoblogs

He vuelto a utilizar Google Reader para leer mis feeds, y no ha sido mal retorno. Durante mucho tiempo utilicé programas como Miro o Fireant para sindicar y ver mis programas favoritos, pero centralizarlo todo a través de un único lector y visualizarlo desde streaming ha resultado mucho más cómodo de lo que me esperaba.

Ciertamente, algunos vídeos requieren que abras la página original, y la conexión para verlos en streaming no siempre tiene un día bueno. Pero los resultados no se pueden negar: puedo volver a ver videoblogs comodamente.

En breve, una lista de mis favoritos.

China refuerza el candado, también el resto del mundo

China da otro paso más hacia la perversión aislacionista que impera en Corea del Norte. Una lista de periodistas críticos con el régimen es una muesca más en el revolver con el que dispara el dragón a la libertad de expresión.

“Conductas profesionales malsanas” es el término utilizado, equiparable a muchas otras dictaduras que buscan la suciedad en corazón ajeno para no ver la del propio.

Podría parecer vergonzoso a ojos de la comunidad internacional y países democráticos, pero no se crean que en Europa vamos mucho más avanzados en cuestión de libertades y redes. Baste mencionar las iniciativas de control que se ponen en marcha desde la Unión Europea, las contínuas reclamaciones de sociedades de gestión sobre una internet donde la privacidad no exista, o la censura que muchas empresas establecen a los medios de comunicación.

La libertad de expresión disminuye a nivel global. A pesar de que los medios para decir lo que se piensa aumentan día a día, disminuye la posibilidad de hacerlo.

Vía 233grados.com.