El “cierre IT” y los sistemas en la empresa

Cierre IT es una expresión que hace referencia a las restricciones impuestas por los administradores en los equipos de una empresa, a fin de aumentar el control y la seguridad. El objetivo original de estas prácticas es evitar cualquier fallo que el usuario pueda cometer por desconocimiento o manejo inapropiado de los recursos informáticos.

El problema del cierre IT es que a veces supone un inconveniente en lugar de una ventaja. Al no poder modificar o instalar programas, los usuarios se frustran bastante porque tienen que manejar un entorno donde no se sienten cómodos. Esto puede dar lugar a situaciones donde un usuario de nivel medio/avanzado tiene que vérselas con versiones obsoletas, obtrusivas o comerciales de programas que tienen alternativas mucho más limpias y sencillas de manejar.

Cómo sobrevivir

Existen dos formas de superar estas restricciones:

  1. Saltarse el cierre sin permiso. Nada recomendable. Los administradores de sistemas deben tener conocimiento de lo que pasa en los equipos: qué programas se instalan y cómo se utilizan. De lo contrario, el tiempo de respuesta ante un fallo grave será mayor. El blog de Software Lifehacker tiene un completo manual para superar el cierre IT.
  2. Solicitar a los administradores algún cambio. Si lo que necesitamos es usar un programa que no se encuentra instalado, o una versión más actualizada de un navegador, en la gran mayoría de casos bastará hablar con el administrador y comentarle nuestras necesidades. El problema estará solventado en un segundo y trabajaremos mucho más cómodos.

Así que no tengas empacho o vergüenza en pedirle al responsable de informática la instalación o sustitucion de un programa que te pueda facilitar más el trabajo. A fin de cuentas, se trata de mejorar nuestra productividad.

¿Eres usuario o administrador de sistemas? ¿Qué opinas del cierre IT?

Deja un comentario