Mundo Anillo (Larry Niven, 1970)

NIVEN, Larry. Mundo Anillo. Traducido por Mireia Bofill. Madrid: La Factoría de Ideas, 2007. 411p. ISBN 978-84-96689-25-1

Aventureros con buena estrella

De la WikipediaEn el año 2850, cuatro exploradores (dos humanos y dos alienígenas) son elegidos para explorar un misterioso “mundo anillo”, una enorme estructura artificial en forma anular que rodea una estrella. La historia ocurre en un universo tecnológicamente avanzado, donde la teleportación instantánea y los cascos de naves espaciales indestructibles son una realidad.

Tardé en decidirme para comentar Mundo Anillo. Puede que el mejor modo de comenzar sea un consejo: disfruta del viaje. Me pasé más de la mitad de la novela intrigado e interesado en desentrañar secretos anillícolas. Ello hizo que me perdiera parte del encanto del viaje en sí mismo, y del fabuloso grupo de aventuras que protagoniza la obra.

Imaginen lanzándose a lo desconocido con dos humanos, un enorme gato anaranjado y un alienígena difícil de describir con dos cabezas y tres patas. He aquí, amigos, a los héroes del cuento que se embarcarán en busca de una formidable raza que forjó uno de los ingenios más grandes del espacio.

La guerra entre civilizaciones

La novela transcurre en un futuro lejano, años después del conflicto entre humanos y Kzinti: una temible raza de guerreros con aspecto felino que apunto estuvieron de acabar con la especie, hasta que un adelanto tecnológico cayó en manos de una pequeña colonia llamada Lo Conseguimos (me encanta el nombre), y permitió a la humanidad poner fin a la contienda. La desconfianza sigue presente, y bastaría poca cosa para quebrar esta calma tras la tormenta.

Por supuesto, no ayuda que  la tercera raza en discordia sean los Titerotes: una especie totalmente asustadiza rozando lo paranoide, que posee un gran conocimiento tecnológico y un miedo cerval a cualquier cosa que suponga la más pequeña amenaza para su mundo. 

Ciencia y maravillas

Las explicaciones y detalles suelen darse en forma de goteo.  Sin embargo, los grandes aficionados al género ya conocerán casi todos los términos empleados en la novela. Leerás nombres como Vástagos de las Estrellas, Esfera de Dyson o Roseta de Klemperer alguna página antes de la explicación correspondiente. No hay que preocuparse, todo llega.

En la novela veremos aplicado con propiedad el adjetivo gigantesco. Las estructuras y paisaje de la superficie anillícola nos exigirá ejercicios de imaginación poco usuales.

Que la suerte te acompañe

Uno de los mejores puntos de la novela es la suerte. Como cualquier otra habilidad o fortaleza, la novela reflexiona sobre las posibilidades para crear mediante control de población a un conjunto de seres extraordinariamente afortunados en la vida, y cómo esa misma suerte podría hacerles eternos esclavos de la buena estrella.

Mundo Anillo es una obra que se echa de menos una vez se termina de leer. Porque no hay grupo más divertido que el que tiene a un Titerote loco entre sus filas; porque no hay nada tan emocionante como viajar por el espacio inexplorado con naves llamadas Tiro Largo o Embustero. Muy recomendable para quienes gusten de la creatividad en la ciencia-ficción… Y tengan un gato en casa.

Bonus: Malaciencia analiza concienzudamente la viabilidad del anillo.

Deja un comentario