Bestiario medieval

Las pequeñas sorpresas de StumbleUpon. The Medieval Bestiary es una completa web acerca de toda clase de bichos descritos por los manuscritos medievales. Desde la hormiga-león, pasando por mantícoras, sin olvidar grandes clásicos como unicornios o sirenas.

Destacamos la exquisita presentación de la página, así como las secciones sobre estudios y referencias cruzadas.

Desinstalando Digsby

Pues nada, me instalé Digsby para probar este sistema de mensajería multiprotocolo. Pero resulta que el programa ha tenido varios “detallazos” conmigo que no me esperaba.

Primer “detallazo”: Cambiar mi página de inicio, que ahora es Digsby Search. Al parecer, esta opción estaba marcada en los últimos pasos de la instalación de una forma ligeramente oculta. No es para tanto, si no fuera porque en su afan detallista, me ha cambiado la página de inicio en todos los perfiles de Firefox, además de añadir su motor de búsqueda a la barra superior derecha.

Segundo “detallazo”: demasiado consumo de RAM para las funciones que ofrece.

Digsby es un programa utilizado por mucha gente, incluido algún que otro editor de Lifehacker. Pero este tipo de tonterías me parecen una falta de respeto hacia el usuario final del software. Por no hablar de las personas que tengan un manejo básico de Internet, y se queden a cuadros cuando vean que les cambian la página de inicio (si, son muchos). Por si fuera poco, el motor de búsqueda predeterminado cuando escribes un término en la barra de direcciones pasa a ser… search.digsby.com. Facilmente subsanable, sólo tenemos que restaurar la búsqueda anterior a través del about:config. Pero resulta inaceptable.

EOM, agilizar el correo escribiendo todo el mensaje en el asunto

eomheader1

Me resulta muy interesante el concepto ideado por Brad Isaac de Lifehacker, acerca de una nueva forma para abreviar correos electrónicos.

EOM

Las siglas EOM responden a End Of Message. El sistema es redactar un correo breve en el que sólo podemos rellenar el campo de asunto. De esta forma, tenemos casi un 100% de probabilidades de que nuestro correo electrónico sea leído.

Pongamos un ejemplo: si lo único que necesito comunicar en un correo es “vuelvo a las 10″, no necesitamos añadir texto adicional. Sólo tenemos que escribir en el campo asunto vuelvo a las 10 y la expresión <EOM> para indicar que ya no hay más texto. Algunas sugerencias para castellanizar el término serían <FIN> o <FDM> (Fin Del Mensaje). El beneficio de utilizar este sistema es doble, porque se evitan rellenos innecesarios y aprendemos a ser más concisos a la hora de encabezar nuestro correo.