Philip K. Dick contra Stanislaw Lem

Perro futurista

Guía para perplejos nos cuenta una historia que salpicó a dos grandes autores de la ciencia-ficción que se carteaban. Tiene un toque de psicodelia y guerra fría.

Separados por tan enorme distancia, Lem elogiaba los “mundos paralelos” descritos por Dick sin saber que había pasado a formar parte de una de sus ficciones. Pocos días antes de uno de aquellos intercambios epistolares, Dick había dirigido una carta al FBI en la que denunciaba que Stanislaw Lem era un agente del KGB y que se encontraba al frente de una conspiración internacional que trataba de sumarle a él y a otros a su siniestra causa.

“Todos ellos sin excepción responden a una cadena de mando liderada por Stanislaw Lem desde Polonia… —decía en la misiva— El propio Lem tiene visos de ser un comité formado por varias personas más que un solo individuo, dada su capacidad para escribir en todo tipo de estilos”.

Llegué a esta historia a través de Fogonazos, un blog insustituible en mi lector de feeds. Visítelo, no se arrepentirá.

Deja un comentario