Philip K. Dick contra Stanislaw Lem

Perro futurista

Guía para perplejos nos cuenta una historia que salpicó a dos grandes autores de la ciencia-ficción que se carteaban. Tiene un toque de psicodelia y guerra fría.

Separados por tan enorme distancia, Lem elogiaba los “mundos paralelos” descritos por Dick sin saber que había pasado a formar parte de una de sus ficciones. Pocos días antes de uno de aquellos intercambios epistolares, Dick había dirigido una carta al FBI en la que denunciaba que Stanislaw Lem era un agente del KGB y que se encontraba al frente de una conspiración internacional que trataba de sumarle a él y a otros a su siniestra causa.

“Todos ellos sin excepción responden a una cadena de mando liderada por Stanislaw Lem desde Polonia… —decía en la misiva— El propio Lem tiene visos de ser un comité formado por varias personas más que un solo individuo, dada su capacidad para escribir en todo tipo de estilos”.

Llegué a esta historia a través de Fogonazos, un blog insustituible en mi lector de feeds. Visítelo, no se arrepentirá.

Sociedad que no lee = sociedad manipulable

Verdades como puños en el artículo ¿Una sociedad sin lectores? publicado en el blog del SEDIC (vía Documenea).

Está demostrado que el pensamiento humano está íntimamente relacionado con el lenguaje, de tal modo que cuanto mayores sean nuestras habilidades lingüísticas, mayor será nuestra capacidad de razonamiento. En palabras de Ludvig Wittgenstein “Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo”.

En consecuencia, una sociedad que no lee y que por tanto tiene dificultad para comprender lo que lee, tendrá también problemas a la hora de procesar cualquier información que reciba, independientemente del canal por el que la reciba. Tendrá dificultad a la hora de analizarla, completarla, contrastarla y verificarla. Y eso no significa únicamente que nuestros jóvenes tendrán mayores dificultades para desarrollar sus estudios y que, por tanto, tendremos trabajadores peor cualificados en todos los ámbitos. Significa fundamentalmente que seremos una sociedad (somos ya una sociedad) fácilmente manipulable.

Io9, blog de ciencia-ficción

io9addict

Gawker Media estrena blog en medio de importantes cambios en su forma de pago a los articulistas. Su nombre es io9 y está dedicado al mundo de la ciencia ficción. De momento, la estética es muy similar a otros blogs de Gawker con un logo que en WalleyWag han definido como una mezcla entre Hello Kitty y la Reina Borg.

Pero lo que importa son los contenidos, y e momento el blog apunta maneras. Hay de todo, desde una selección de las películas sobre hackers realizada por un hacker, pasando por una sugerente campaña para la adhesión al Imperio Galáctico, sin olvidar imagenes de una Nueva Orleans utópica o la explosión más grande que podría contemplar el ojo humano.

En su manifiesto, pretenden acercarnos a una infinidad de contenidos sin abusar de estereotipos o viejas glorias:

The problem is that science fiction doesn’t always seek out the strange new worlds it purports to be cruising for. That’s why we’re plagued by franchises like Star Trek and Superman that return, again and again, to the historical times in which they were born. Superman is still basically an old-fashioned, small-town white boy in an age more suited to postcolonial urban hero-mutants; and Star Trek is a prisoner of the Cold War, rehashing old conflicts and stereotypes.

Este blog debe su nombre a una especie de máquinas del tiempo que causarían furor:

io9s were marketed as cheap time machines in the 2070s. They were actually just low-grade input/output devices for the brain that tuned tachyon waves and gave users vivid images of possible futures. The things were so addictive, and drove so many people insane, that io9s were eventually outlawed. Today the word is just slang. io9ers are the early implanters who obsessively upgrade themselves with beta tech. People who tweak out on buggy brainware are sometimes said to have “gone io9.” Science fiction writer Ken MacLeod has another term for io9s. He calls them rapture fuckers.

Veremos como evoluciona este nuevo lugar dedicado a la ciencia-ficción.

Bonus: Doctor Who, ese revolucionario.

Technorati tags: , , ,