Blog Action Day: Discurso del Jefe Seattle

Jefe Seattle

Es evidente que el hombre blanco no entiende nuestra manera de ser. Le es indiferente una tierra que otra porque no la ve como a una hermana, sino como a una enemiga. Cuando ya la ha hecho suya, la desprecia y la abandona. Deja atrás la tumba de sus padres sin importarle. Saquea la tierra de sus hijos y le es indiferente. Trata a su madre -la Tierra- y a su hermano -el firmamento- como a objetos que se compran, se usan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Hambriento, el hombre blanco acabará tragándose la tierra, no dejando tras de sí más que un desierto.

11 de marzo de 1854. El Jefe Seattle, líder de los Suquamish, escucha una popuesta del Gobernador de Seattle Isaac Ingalls Stevens. Stevens planteó al Jefe la compra o entrega de las tierras que pertenecían a su tribu. Seattle se incorporó para tomar la palabra. Mucho más alto que el Gobernador, apoyó su mano en la cabeza de este y pronunció un largo discurso con dignidad.

La repuesta del Jefe Seattle es uno de los textos que más han circulado por todo el mundo. La primera vez que leí el texto, fue en una tienda de camisetas. Sus frases se incluyeron en películas, campañas ecologistas y una gran variedad de actos, objetos y circunstancias. Sin embargo, el texto ha sido reescrito, traducido y reinterpretado tantas veces que hoy día nos es difícil conocer las palabras exactas de Seattle en su discurso. Es posible que nunca lo hagamos.

A grandes rasgos, las modificaciones más famosas del discurso fueron tres: una primera transcripción realizada por el Doctor Henry A. Smith algunos años después de producirse el discurso, que es la fuente principal de la que parten todas las derivaciones; una reinterpretación por parte de William Arrowsmith, que intentó recuperar las expresiones originales a través de la investigación lingüística y cultural; y la derivación más popular del texto, una versión más literaria y dramatizada adaptada por Ted Perry para una película ecologista llamada Home. Tras tantas interpretaciones acabaron existiendo dos versiones de la respuesta, una de ellas como supuesta carta al presidente de los Estados Unidos, a la que pertenece el texto citado más arriba.

Así pues, Son Arrowsmith y Perry quienes consagran definitivamente el texto como mensaje ecologista. Es entonces cuando la versión más reciente corre como la pólvora y se convierte en una proclama de referencia en la lucha medioambiental. Y podríamos considerar tantas derivaciones como algo negativo que corrompiera el significado original del discurso… Pero yo creo que es en estos casos cuando un texto se convierte en una referencia cultural atemporal.

Para saber más, recomiendo La visión del Jefe Seattle, estudio perteneciente a la página Educación Ambiental en la República Dominicana, que destaca por su claridad y sus traducciones de las principales versiones del texto.

Nunca se me ocurriría llenar mi casa de humo, ensuciar el agua que bebo o maltratar a mis animales. No se me ocurriría destrozar el suelo para hacer mi sofá más cómodo, o arrancar la madera de todos los armarios para hacerme una mesa de ordenador. Tampoco me imagino expulsando a mi familia al trastero para tener más habitaciones a mi disposición. Y desde luego, jamás le quitaría la antena al vecino para que la señal me llegara más nítida.

La Tierra es nuestra casa. Comienza el Blog Action Day.

3 pensamientos en “Blog Action Day: Discurso del Jefe Seattle

  1. Hola :)

    Gracias, me ha encantado éste post. Y me parece aún mejor que publicites el blog action day dedicado este año a algo tan importante como el medio ambiente. Es algo que nos concierne a todos, como bien dices la Tierra es nuestra casa.

    :****

  2. Muy interesante este post tuyo, no conocía la historia del Jefe Seattle, me sonaba de algo, pero no sabia exactamente como era. Es muy interesante, te hace reflexionar sobre quienes en verdad son mas civilizados en este planeta. Si te paras a pensarlo, para mi la respuesta es clara, nadie, todas las culturas tienen cosas que aprender de las demás, y en el caso del respeto a la naturaleza los occidentales tenemos demasiado por aprender.
    Cada uno ponemos nuestro granito de arena para promocionar con nuestro blog, esta iniciativa tan importante que tiene este año el blog action day.

  3. Me gustó mucho tu post. Parece interesante reflexionar entonces sobre el hecho que no es suficiente el amor, el respeto o la veneración por la Madre Tierra para sobrevivir como especie (o como raza), por más “en lo correcto” que estés. Al menos en esta era de intereses creados, definitivamente, necesitamos algo más…

Deja un comentario