Pues yo no me voy de Safari

Por mucho que lo intento, no lo acabo de comprender. Enrique Dans (entre otros) habla en su blog del último bombazo mediático de Apple: disponibilidad del navegador Safari para Windows.

La idea de implementar un navegador nativo de un sistema operativo en otro es peculiar. Poca gente instalaría Internet Explorer en GNU/Linux salvo casos de fuerza mayor (y para eso hay soluciones). Así que la deducción fácil apunta a una pequeña maniobra publicitaria de Mac para usuarios de Windows.

Los blogs que han probado esta versión de Safari no son muy esperanzadores. Así pues, ¿que se ha intentado conseguir con la salida de Safari para Windows? Bueno, yo no leo las mentes del personal, pero apostaría que este paso se ha dado para que todos los bloggers hablemos del tema antes o después, incluyendo los inevitables enlaces a la página web y los programas de Apple.

O puede que no. Quizá no haga mucha falta, teniendo en cuenta la buena consideracion de los sistemas operativos y ordenadores Mac entre sus clientes.

Si yo trabajara en la manzana y tuviera que elegir un programa de Apple para que cruzara el charco hacia Windows no sería Safari. Especialmente cuando otro de mis productos se ha visto mucho más, y de modo espectacular.

Deja un comentario