Contraseñas: como te las roban y como puedes protegerlas

En Oneman’s Blog describen como una contraseña puede verse comprometida, desde el punto de vista del hacker. De hecho, el artículo comienza con estas palabras:

Supongamos que me invitas a descubrir tu contraseña. Ya sabes, la que usas una y otra vez para cada sitio que visitas, ¿cuantos intentos necesitaría para averiguarla?

A continuación, el autor evalúa el tiempo necesario para romper una contraseña a través de diversos métodos, como los ataques de fuerza bruta o diccionario. Merece la pena su lectura, ya que está muy bien explicado, y nos puede ahorrar más de un disgusto.

Del artículo se pueden extraer unos consejos, que completaré con algunos derivados de mi propia experiencia:

  1. Utiliza todos los caracteres posibles.
  2. Procura que la contraseña no signifique nada concreto.
  3. Si has de guardar tus contraseñas en algún sitio, que sea en el mundo real (eso sí, no hagas como los del instituto que salía en Juegos de Guerra, guárdalo en lugar seguro).
  4. Si de todas formas los guardas en soporte informático, utiliza herramientas seguras y especializadas como Truecrypt o Keepass.
  5. Cuando algo no sea vital, utiliza una clave y una cuenta de correo desechables.

Y no te olvides de visitar Kriptópolis, que a esto se dedican.

Deja un comentario