Culebrones en la red: rel=”nofollow”

Como sabéis, rel=”nofollow” es una indicación que puede incluirse en un enlace, para que la página enlazada no gane puntos de posicionamiento por el mismo. El objetivo de añadir esta etiqueta, es frenar a los spammers del posicionamiento, que copan las bitácoras y páginas web participativas con comentarios incluyendo enlaces a sus sitios.

La mecánica de este tipo de spam es fácil de entender: es mucho más sencillo publicar cientos de comentarios en bitácoras indicando mis sitios web, que esperar a que me enlacen.

El problema

Dejar un comentario en una bitácora incluyendo nuestra web es algo parecido a entregar una tarjeta de visita, nosotros saludamos y dejamos nuestros datos por si nos quieren contactar. El problema viene cuando el objetivo de estos comentarios es ganar posicionamiento y solamente eso.

La ¿solución?

Si aplicamos la etiqueta nofollow de manera global, tenemos como consecuencia que ninguna página web que enlacemos subirá puntos. A priori, la solución puede parecer efectiva contra el spam: da igual que incluyas enlaces, no subirás puestos en Google. El problema es que el spam no piensa en páginas concretas, simplemente bombardea y algo ganará siempre.

La última entrega

Hace unos meses, se tomó la decisión en la Wikipedia de aplicar la etiqueta rel=”nofollow” a los enlaces que figurasen en sus artículos, pero ahora Techcrunch comenta que esa norma no está siendo aplicada a otras comunidades de wikis emparentadas con la Wikipedia.

Esto puede ser muy negativo, ya que hace un evidente distingo entre los medios cercanos a la Wikipedia y el resto de páginas. Creo que no vale mucho la pena poner el nofollow si luego se aplican distintas varas de medir según las páginas que pongan sus enlaces.

Medidas

personalmente, creo que la única manera efectiva de combatir el spam es una tolerancia cero hacia el mismo. De nada nos sirve castigar a nuestros visitantes por culpa de unos pocos. Recomiendo utilizar el nofollow para nuestra propia gestión, cuando no queremos que Google indexe una página cuyo contenido es redundante.

¿Malas noticias? (Interrogantes opcionales)

Por mucho que hablemos de la LISI y del Artículo 17 bis, no se si vamos a poder evitar la que se le viene encima al P2P. Es mas, pienso que esta puede ser la bomba de humo perfecta para ocultar lo que se aproxima.

Mientras nos estamos enfureciendo por unos gobernantes que nos ignoran, y unos borradores de leyes abusivas e injustas, algo viene hacia aquí y los defensores del copyright restrictivo estarán frotándose las manos.

¿Por qué? Porque el día 25, las peras podrían caer solas del peral.

Armonizar. Acuérdense de esta palabra, porque va a traer más de un dolor de cabeza. Ya hemos tragado con el canon por préstamo gracias a la UE. A ver lo que nos cuelan ahora.

Evita sanciones bibliotecarias

¡Con una cesta de la colada! Al menos, eso explican en Lifehacker y Parent hacks.

En realidad, puede valer cualquier otro recipiente similar. Simplemente has de acordarte de depositar los libros que has sacado mediante préstamo en un recipiente o cesta, después de haberlos leído. En la cesta, han de estar únicamente los materiales que pertenecen a bibliotecas.

De este modo, no los mezclarás con tus propios libros y los tendrás a mano para devolverlos una vez haya expirado el plazo. Muy simple pero muy útil, y tiene un gran potencial si tienes niños y van a la biblioteca.

¿Atropello en ciernes?

Cuando no has visto nada bueno en Internet que haya sido legislado por el gobierno, es normal que te pongas en lo peor cuando te enteras de que la protección de la propiedad intelectual en Internet tendrá ley propia.

O mucho me equivoco, o esa futura ley se referira sobre y por encima de todo a los derechos de autor tradicionales y al papel de las gestoras en el control de lo que se publica en Internet. De licencias libres hablarán lo justo, y eso solo si les damos la lata lo suficiente.

En el siglo XXI tenemos unos legisladores de segunda generación: ahora si no queremos algo nos lo intentarán colar aparte. Y de verdad que espero equivocarme con todas mis fuerzas y deciros dentro de un tiempo que vaya verguenza que pasé y que no era para tanto. Pero puedo sospechar lo que va a salir de ese borrador: una ley que beneficiará/castigará a los de siempre.

La LISI que colmó el vaso

Alucino en Technicolor con lo que he leído en Error500 sobre el último despropósito que nuestros gobernantes van a cometer. La noticia fuente es de Internautas.org, y antes de que se me revuelva el estómago, voy a citarles a ellos para no tener que soportar escribir un resumen:

La reforma de la LSSI obliga a los prestadores de servicios a retirar contenidos “presuntamente ilícitos” a solicitud de la SGAE y entidades análogas. El Consejo de Estado califica el anteproyecto como restrictivo de la libertad de uso de Internet. La Asociación de Internautas considera que el anteproyecto de Ley de medidas de Impulso a la Sociedad de la Información, LISI, es un grave ataque a Internet.

Si esto se aprueba es el principio del fin. Demasiado tiempo llevan las entidades de gestión deseando cerrar el puño sobre la red y el P2P. Ahora, gracias a nuestros simpáticos dirigentes a los que les da igual la gente que va a las urnas, tienen la excusa perfecta.

Si este disparate (acepción número 2) llega a nuestras leyes, asociaciones como la SGAE se convertirán en jueces de facto, dictando que páginas pueden existir en la red, y cuales no deben ser accesibles desde nuestro país. Hasta ahora, solo un juez puede ordenar la restricción del acceso a una página web. Con esta modificación, estaremos en manos de alguien que no representa al poder judicial, algo impensable en una democracia. Censurar antes de preguntar, silenciar antes de juzgar.

Lamento que el Codexcast haya bajado el ritmo de publicación estos meses, y ya se que siempre digo que no me gusta duplicar los contenidos, pero créanme cuando les digo que el próximo número versará sobre esto.

Como siempre, habrá voces que dirán que no es para tanto y que se exageran las cosas. Pero creo que esto es suficientemente importante para dejar bien claro lo que va a pasar si esto sigue adelante. Y lo que va a pasar es que cogeremos nuestros derechos constitucionales, nuestros votos, nuestra libertad de expresión y todo lo que podemos utilizar legalmente y al amparo del estado de derecho.

Cogeremos todo eso y la armaremos. Bien gorda.

Periodistas21: La SGAE quiere más policía

Error500: La dictadura del cultuletariado

Pixel y Dixel: La nueva Inquisición

Merodeando: La SGAE y el proyecto de reforma de la LSSI

Kriptópolis: El Final de la Mascarada

37 Signals: “No estás en un maldito avión, y si lo estás no importa”

Menuda la que se ha montado con un artículo en el blog Signal Vs. Noise, de la compañía 37signals.

Resulta que David Heinemeier Hansson ha escrito una entrada dudando de las aplicaciones web que pueden funcionar offline. Su argumento es que actualmente padecemos de un “exceso de conexiones”, de tal modo que no es necesario ni recomendable seguir trabajando incluso cuando no tenemos posibilidad de conectarnos. En sus palabras:

The idea is cool, but the reality is that it just doesn’t matter. You don’t need access to all your stuff all the time. We’re already overloaded with connectivity. Cherish the few remaining strongholds for offlineliness!

El caso es que Douglas Karr, de The Marketing Technology Blog, ha publicado una entrada bastante crítica acerca de las opiniones vertidas en el blog de 37signals. Igual que en el caso anterior, sus argumentos son razonables:

This is not a question of being connected, it’s a question of resource management. If I can have an application that utilizes the resources of a laptop as effectively as that of a server, as well as balancing the use of bandwidth between the two, it can create a fantastic user experience for all involved.

Lamentablemente, su entrada queda un poco perjudicada por lo que a mi parecer es una actitud demasiado dura para las declaraciones que se han hecho. Incluso ha cancelado su cuenta en Basecamp.

Como siempre, yo suelo buscar un punto intermedio. Comprendo que el tiempo de desconexión también debe ser respetado, por nuestra propia salud física y bienestar espiritual. Por muy ocupados que estemos, a veces el universo nos da la opción de desconectar, y creo que debemos aprovecharlo. Pero ello no se contrapone a que alguien sin posibilidad de conexión diaria pueda realizar su trabajo offline para posteriormente sincronizarlo al conectarse. Para todo hay cabida en este mundo.

Vía Techmeme

Contratos, extensiones y del.icio.us

Me parece que Yahoo! tiene un pequeño problema a la hora de ofrecer confianza a los usuarios de sus productos. Toda empresa tiene derecho a defenderse de un mal uso de su software de las formas que ellos consideren oportunas, pero hay veces que uno debe preguntarse ciertas cosas para saber si está tratando de una forma correcta la presentación de un programa.

Una pregunta de ejemplo: ¿Es realmente necesario firmar un contrato de licencia de tres páginas para utilizar una extensión de Firefox?

La extensión es, por cierto, una versión mejorada para agregar marcadores a del.icio.us, y yo me la iba a instalar encantado de la vida, pero que quereis que os diga, tantas precauciones me dejan algo mosca mosca. Y sobre todo sabiendo que la versión básica de la extensión no lleva dicho contrato.

Yahoo! tuvo una gran idea al adquirir del.icio.us, pero todas las buenas ideas pueden estropearse si uno se esmera mucho. De momento no es el caso, espero que siga así.

Citizendium: Et in Arcadia ego

Al leer la noticia del lanzamiento de Citizendium me acordé de Arcadia y Nicolas Poussin.

Et in Arcadia Ego es un cuadro de Poussin que siempre ha generado toda clase de teorías acerca de su significado (más a ese respecto en la Wikipedia). En realidad, fueron dos los cuadros que Poussin pintó con esta misma temática.

En el cuadro, tres pastores y una dama están delante de una tumba. En dicha tumba reza la inscripción en latín que da su nombre a la obra, Et in Arcadia ego. Una traducción aproximada de la expresión sería “yo también estoy en Arcadia”. Al estar grabadas en la lápida, las frases aluden muy probablemente a la muerte. Incluso en Arcadia está presente la muerte.

Hace un par de años se comenzó a hablar de una rama de la Wikipedia corregida y revisada, un lugar donde los expertos eliminarían el contenido erróneo o dudoso. Intento buscar una referencia cinematográfica para esto, porque algo parecido he visto yo por ahí. Si lo piensan es muy similar a un guión de ciencia ficción:

La Wikipedia está superpoblada y resulta difícil de controlar conforme aumentan sus colaboradores. Por ello, un grupo de fundadores ha decidido tomar lo mejor de ella y fundar un mundo gemelo, donde no exista vandalismo, mentira o manipulación.

Dramatismos aparte, la creación de Citizendium es una buena noticia. Se agradece que la Wikipedia vaya a quedar complementada con una versión revisada por especialistas, pero hay que evitar caer en frases o juicios como “es como la Wikipedia, pero más de verdad”.

La principal virtud de la enciclopedia colectiva es su principal defecto: cualquiera puede editar. Esto favorece la existencia de información que no suele incluirse en otras enciclopedias, como una extensa lista de software libre o una explicación al origen de la pelusilla del ombligo. El lado oscuro es parecido al del papel: existen personas dedicadas a emborronar, romper, destruir o manipular. Y estas personas tienen a priori acceso total a los artículos.

Citizendium nace para ser la Arcadia Wikipédica, un lugar donde toda la información sea más fiable y mejor revisada. Para ello, se establecerán jerarquías de edición, dependiendo del conocimiento acreditado de un campo que tenga una persona. El propio logotipo del proyecto es definitorio de su carácter: una llave. Por supuesto, el logotipo nos indica que la llave es para los ciudadanos, pero la llave también implica cerradura y puerta, algo que en la Wikipedia no se estila y que ha dado más buenos resultados que malos.

Todo esto está muy bien a criterios profesionales, pero tiene un precio. Internet nos enseña que compartir el conocimiento es bueno, y que siempre hay que comprobar la veracidad de la información. Citizendium y la Wikipedia deben coexistir, y nosotros debemos prestar atención a lo que vemos, incluso en Arcadia.

Twitter: llegaron para quedarse

Actualización: sí, me registré

Y pronto tomarán el control sobre todo. Es lo malo de que te guste Carpenter, ves cosas gelatinosas por todas partes.

Este servicio es de esos donde no sabes lo adictivo que es hasta que estás dentro. Así que puede que la pregunta sea si realmente quiero estar dentro de Twitter.

En su funcionalidad más básica, podemos definir a Twitter como una aplicación para decir lo que estamos haciendo en este mismo momento, y a su vez fisgar lo que están haciendo los demás. La web de segunda generación combinada con ese pequeño voyeur que llevamos todos dentro. Un invento completamente perverso de puro ingenioso que es.

Cuando surge una aplicación de objetivo simple pero altamente moldeable, a veces sucede que los usuarios la transforman en una especie de navaja suiza 2.0 que puede acabar sirviendo para calcular el tiempo de cocción de un huevo (aunque ya hay una extensión de Firefox para eso) o hacer un seguimiento y estudio biológico acerca de una determinada mosca del vinagre. Impresiona, pero asusta un poco.

Debería registrarme para poder hablar con más exactitud, pero tengo miedo de que el resultado sea el contrario. Una vez enganchado a Twitter, ¿como criticarlo? Os diga lo que os diga, la información vendrá de un adicto más que te mirará con una enorme sonrisa mientras te dice ven con nosotros, nos divertiremos. Bromas aparte, me acabaré registrando. Cuando el río suena, agua lleva.

Blogoff también comenta algo parecido, y casi me indigesto de lo que me reí.