Furia

No se me ocurre otro título mejor para este post.

Windows Live Writer me pareció una maravilla de programa cuando lo probé. Rápido, sencillo y simple. Pero después de instalar algunas extensiones, la previsualización de imágenes dejó de funcionar misteriosamente.

Como estas cosas me suelen mosquear un poco, desinstalé el programa y lo reinstale a ver que pasaba. Todo seguía igual. Así que realicé una instalación limpia. Que no fue tan limpia porque después de haber borrado algunas carpetas residuales, el programa aún seguía ahí.

Pensaba desactivar las extensiones que estaban resultando incompatibles con el programa. pero creo que voy a hacerlo al revés, y el que desinstalare es el propio programa sin ningún tipo de remordimientos.

Me parece muy bien que sea software innovador y que sea fácil e intuitivo. Pero si después de seguirle la pista por mi ordenador cual sabueso enfurecido, siguen existiendo componentes instalados… Lo siento, y hasta otra.

Vía: un ataque de mala leche

Deja un comentario